Guggenheim Bilbao

Rincones, lugares, monumentos y actividades que un turista no debe perderse

Datos de Guggenheim

La esencia del arte

Junto a la ría del Nervión y a escasos metros del Museo de Bellas Artes, el Guggenheim Bilbao se erige en paradigma de vanguardia y, por tanto, visita obligada para todo amante del arte y la cultura.
Se trata de un edificio diseñado por el arquitecto canadiense Frank Gehry, cuyas formas curvas, que desde cierta distancia semejan un barco sobre las aguas, atesoran una interesante colección de arte contemporáneo que dignifica tanto la estructura (el continente) como la esencia (el contenido, al que hay que añadir las exposiciones temporales que se organizan en el recinto, todas de innegable calidad).

Respirar arte
Espacios diáfanos, materiales impecables y una ubicación inmejorable caracterizan un museo que ha dotado a Bilbao de nueva vida. De 24.000 metros cuadrados de amplitud total, 11.000 de los cuales están destinados a espacio expositivo, la construcción se divide en varias estancias, distribuidas en torno al atrio, al que se accede directamente desde el vestíbulo interior.
El museo consta de veinte galerías, cuyas salas poseen distintas formas y disposiciones (ortogonales y oblicuas), de modo que cada tipo de producto puede encontrar, gracias a la varita mágica de sus comisarios, el envoltorio más adecuado. Porque para ver arte, que es respirar, caminar, contemplar, oler, palpar arte, toda la atmósfera debe plegarse a lo que el artista desea transmitir, ha de favorecer una experiencia total. Y, para ello, el espacio expositivo se antoja fundamental.
Además, y como todo espacio cultural con clase, el museo consta de otro tipo de departamentos: el auditorio, el restaurante, la cafetería y la tienda (con gran presencia de libros de gran calidad) son los más representativos.

Un exterior envidiable
El edificio no solo resulta interesante por su diseño arquitectónico, sino que su emplazamiento también debe ser destacado: con un perímetro totalmente accesible para el visitante, el arte tiene también, a este lado de las paredes, una importante presencia, cuya figura más popular es Puppy (obra de Jeff Koons), el perro gigante cuyo revestimiento de flores se alía con cada estación del año.
Junto a él, y a lo largo del recorrido, creaciones de Eduardo Chillida, Yves Klein o Daniel Buren, algunos de los nombres más emblemáticos del mundo artístico actual, preparan al viandante para su inmersión en el edificio.
En definitiva, un museo que seduce hasta al más escéptico.

Ver más

Provincia: Vizcaya

Población: Bilbao

Guggenheim

APP Turispain en iOS y Android

Alojamientos y actividades cercanas a Guggenheim