Ciudad Encantada de Cuenca

Rincones, lugares, monumentos y actividades que un turista no debe perderse

Datos de Ciudad Encantada

Valores naturales

El río Júcar al pasar sinuoso y fresco entre las localidades de Villalba de la Sierra y Uña cerca de la localidad conquense de Valdecabras, se encuentra con un maravilloso e impresionante cañón natural. A unos mil quinientos metros de altura, la Naturaleza ha jugado con sus elementos para crear un lugar insólito, casi caprichoso y en permanente cambio: la Ciudad Encantada de Cuenca, que desde junio de 1929 fue declarada como espacio Natural de Interés Nacional.
La Ciudad Encantada de Cuenca es un fenómeno geológico mundialmente conocido. En un paraje de rocas de piedra caliza y calcárea, el hielo, el viento y el agua han ido esculpiendo lenta pero persistentemente y durante siglos, cada rincón del paisaje logrando modelar infinidad de formas. Al visitarla, el viajero es capaz de descubrir figuras humanas y de diversos animales y objetos, cincelados con la increíble precisión del escultor más diestro. El resultado es un sitio delirante, un lugar que parece encontrarse bajo el influjo de algún tipo de hechizo mágico y misterioso.
Gracias a que la composición de las rocas tiene una muy diversa dureza, la mano de la Naturaleza ha sido capaz de crear esta fantástica ciudad. En lo más alto se encuentran dolomitas grises y duras (calizas pobres en sal y ricas en magnesio), mientras que las capas inferiores, las rocas son de color rojizo y al contener menos magnesio son más fácilmente erosionables.
Internarse en la Ciudad Encantada de Cuenca brinda la posibilidad de descubrir algo así como un poblado ciclópeo guardado celosamente por un gigante, cuya busto está enterrado en la entrada misma de la ciudad, cual permanente Cancerbero. Ya dentro, es fácil descubrir en sus laberínticas calles increíbles plazas y extraordinarios rincones, edificios muy altos y estilizados, monolitos y dólmenes, puentes de estilo romano, puertas que semejan las de una catedral gótica y mil maravillas más.
A lo largo de todo el itinerario, que está perfectamente señalizado para comodidad de los visitantes, se encuentran lugares como el Mar de Piedra y figuras que se identifican rápidamente con su nombre: el Elefante, el Perro, los Barcos. Sin dudas es un sitio mágico que desata la imaginación de grandes y pequeños,
Pero el deleite no se queda solamente en la visón de las extraordinarias figuras, sino que el ambiente de la Ciudad Encantada de Cuenca es sin dudas único y fascinante. El entorno está poblado por una espléndida y variada vegetación de sabinas, zarzamoras, enebros, boj y quejigos y el aire está impregnado del aroma de la mejorana, el tomillo, el romero y la salvia. Y entre el canto del viento se distingue con claridad el balido de los rebaños que pastan por los alrededores. Un verdadero regalo para los sentidos.

Ver más

Provincia: Cuenca

Población: Valdecabras

Ciudad Encantada

APP Turispain en iOS y Android

Alojamientos y actividades cercanas a Ciudad Encantada