Mezquita de Córdoba

Rincones, lugares, monumentos y actividades que un turista no debe perderse

Datos de Mezquita de Córdoba

Más información de la Santa Iglesia Catedral de Córdoba

Se dice que Córdoba fue una vez la ciudad más grande del mundo, y también la que poseía más belleza. En la época califal, más de 800 baños árabes, más de mil mezquitas y aproximadamente un millón de habitantes, hacían de la ciudad una referencia imprescindible del mundo árabe en la península ibérica. Su casco histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984.

Córdoba es una mezcla de culturas, romana, árabe, judía y cristiana. Todas ellas han ido dejando a lo largo de la historia sus huellas en la ciudad, en forma de elementos arquitectónicos, templos y edificios de usos varios. Un paseo por Córdoba constituye un repaso a la historia, en forma de restos arqueológicos de diferentes épocas, basílicas visigodas, templos romanos, edificios árabes y judíos, y numerosas iglesias cristianas. En el estudio de toda la historia de España, la capital cordobesa es una referencia imprescindible.


La Mezquita-Catedral, empezada a construir en el año 785, es considerada el monumento histórico-religioso más importante de todo el occidente islámico, y uno de los más bellos del mundo. Asentada en un antiguo lugar visigodo de culto, la Mezquita conserva aún, en su primer plano de construcción, algunos elementos de aquel edificio visigodo dedicado a sus divinidades. Diferentes estilos artísticos encontramos en ella, gótico, barroco y renacentista, que hacen que sea considerada uno de los más bellos monumentos del arte musulmán en España.

Considerada, por su extensión, la tercera mezquita más grande del mundo, sus más de nueve siglos entre construcción, ampliaciones y reformas, fueron dejando en ella una variada riqueza cultural inigualable. Entre las influencias de sus diferentes matices arquitectónicos, están las aportaciones romanas, visigodas, sirias, bizantinas y persas.

Una característica que la diferencia de otras mezquitas, es que, en su orientación, no está dirigida a la Meca. Abderrramán I, que fue quien inició su construcción, tenía enorme nostalgia de Damasco, y plasmó estos sentimientos en la Mezquita de Córdoba, que está "mirando" a Damasco, y no a la Meca.

Diferentes elementos podemos encontrar, todos ellos de una belleza única. Desde sus arcos característicos, hasta sus patios, puertas y también su artesonado. A destacar la Capilla del Cardenal, que contiene en su interior el tesoro de la Catedral. 

No podemos olvidar otro de sus grandes tesoros, el "Mihrab", con una vistosa y exuberante decoración en mármol, que dota a la mezquita de unos colores que invitan al misticismo, a la reflexión y a la oración.

Ver más

Provincia: Córdoba

Población: Córdoba

Mezquita de Córdoba

APP Turispain en iOS y Android

Alojamientos y actividades cercanas a Mezquita de Córdoba