2 Pensiones en La Palma

Qué puedo hacer en Pensiones de la provincia de La Palma

Los habitantes de la isla, los palmeros, saben que su territorio y sus recursos son limitados. Y, pasada la sorpresa inicial que causó la llegada de los primeros senderistas, ven en sus ancestrales caminos un patrimonio y una fuente de riqueza. Los turistas, respetuosos con el entorno y con la cultura local, valoran la belleza y la conservación del paisaje de La Palma y se crea, como en pocos lugares, una complicidad a tres bandas entre el turista, el habitante de la isla y el territorio.Todo ello sería imposible si no estuviera apoyado en un soporte físico sobresaliente. La Palma apenas sobrepasa los 700 km2 , pero sus cumbres alcanzan alturas superiores a los 2.400 m. ¿El resultado? Debido a su altitud , los vientos del noreste, los alisios, que provienen del mar cargados de humedad, chocan con la isla y ascienden por sus laderas de barlovento. Al subir se enfrían y su humedad se  condensa  generando  lluvias  y  nieblas, muy frecuentes en las zonas del norte y este de la isla. En cambio, en las vertientes más resguardadas del viento, las de sotavento, la insolación  suele ser mayor  y  los pisos  de vegetación diferentes: en la zona costera o piso basal, donde apenas hay nu bes, predominan las especies adaptadas a la sequedad. Un poco más arriba crecen los arbustos de mayor porte, palmeras y dragos. En las zonas de barlovento, a partir de los 600 m de altu ra, aparece la laurisilva, un tipo de bosque muy cerrado, común a todos las archipiélagos de la Macaronesia, asociado siempre al mar de nubes antes señalado, que suele sorprender por su belleza a los senderistas. A sotavento no hay laurisilva y se pasa al pinar canario, formación que llega hasta los 2.000 m de altura.

Ver más
Viendo 1 al 2 de 2
¿Quieres ahorrar tiempo y dinero? Solicitud Express