2 Casas rurales de Alto Manzanares en Madrid

Madrid, por el Jarama y el Manzanares

Los humedales se caracterizan, entre otras muchas cosas, por ser elementos paisajísticos poco prominentes. Quizá por  eso,  muy pocos de los usuarios de la cercana autovía A-3 son conscientes de pasar junto a algunos de los enclaves más inesperados y sorpren dentes del sureste de la Comunidad de Madrid. El Jarama y su afluente el Manzanares son cursos relativ amente modestos, pero funda mentales como vertebradores de la vida en la región. Nacidos ambos en las montañas del Sistema Central, vienen a juntar sus cauces en esta esquina de la comunidad madrileña en su camino al Tajo. Sus aguas se han unido a la actividad humana para crear un importante complejo de lagunas y su ecosistema asociado. Entiendo que esto requiera una explicación: la naturaleza del terreno cercano a las márgenes de los ríos fue considerada, en su momento, apta para la extracción de gravas . Esta actividad creó los enormes agujeros que, al estar por debajo del nivel freático, fueron llenándose de agua con el tiempo y he ahí el notable sistema lacustre que hoy día podemos contemplar desde las lagunas de Velilla hasta el complejo del Porcal, pasando por la extensa laguna del Campillo. A pesar de su poco romántico origen, las lagunas del curso  bajo  del Jarama  cumplen  ahora  una función clave para la vida en este área. Los ríos, además, han dado lugar al otro rasgo diferenciador de la zona, este sí bien visible y destacable desde la distancia: los acantilados yesíferos. Grandes cortados de paredes verticales originados por la erosión fluvial en los materiales blandos de la llanura madrileña. Curiosa apariencia la de las rocas yesíferas, una especie de mezcla entre cristales preciosos y tierra reseca, fácilmente desmenuzable y escasamente fértil, en contraste con las vegas fluviales adyacentes, donde proliferan los cultivos y la vegetación . Humedales y acantilados  no son fenóme-nos demasiado habituales en plena submeseta sur y ahí radica parte de su atractivo e importancia ecológica. En las lagunas encuentran alimento y refugio multitud de aves, mientras que los acantilados tienen su propia  colonia  de inquilinos  emplumados -que anidan allí donde sólo ellos pueden llegar-, a salvo de depredadores potenciales. El conjunto de la zona forma parte del Parque Regional del Sureste, figura de protección que afronta la difícil tarea de conjugar la defensa de los valores naturales y ecológicos con el intenso desarrollo humano, urbanístico e industrial. Una de las bazas más importantes del parque es su declaración,  por parte de la Unión Europea, como ZEPA -Zona de Especial Protección para las Aves-, en reconocimiento a la singularidad del enclave y a su condición de reserva de una biodiversidad que el desarrollo amenaza con hacer desaparecer. El Parque Regional del Sureste es símbolo de que, efectivamente, hay vida más allá del desarrollismo o, mejor  dicho,  entre él y sus no siempre afortunados efectos. Es, asimismo, símbolo de cómo la naturaleza es capaz de aprovechar la más mínima oportunidad para seguir siendo ella misma . A veces en el rincón más inesperado y de la forma más exuberante  y  sorprendente.

Ver más
Viendo 1 al 2 de 2
¿Quieres ahorrar tiempo y dinero? Solicitud Express

Los Castaños - Complejo Rural y de Salud

Cercedilla

Casa-rural-los-castaños-

30€ precio medio por pers.

Los Castaños es casa rural y centro de salud que ofrece servicios personalizados garantizando el descanso de sus huéspedes.

  • Responde en 48 horas

  • Habitaciones
  • 1 / 23 personas
  • Viajar con mascotas