Vielha y el Valle de Arán: una escapada al Pirineo catalán

Además de ser uno de los principales puntos de acceso a Francia desde España, Vielha y el Valle de Arán son también un destino turístico de excepción para disfrutar de la naturaleza y de la arquitectura popular del Pirineo catalán.

Qué ver en Vielha e Mijaran

El municipio de Vielha e Mijaran, en el Valle de Arán, cuenta con una gran riqueza arquitectónica y natural que os invitamos a descubrir si aún no habéis tenido ocasión. Así, el Cap de la Vila o casco histórico de Vielha esconde un sinfín de edificios, tanto civiles como religiosos, muy representativos de la arquitectura de esta zona del Pirineo catalán.

Vista aérea de Vielha. Foto: Ayuntamiento de Vielha

Vista aérea de Vielha. Foto: Ayuntamiento de Vielha

En lo relativo a arquitectura religiosa, por ejemplo, Vielha es uno de los mejores lugares de todo el valle para empezar a conocer el importantísimo conjunto artístico monumental de iglesias románicas tan características de la zona. En el valle de Arán encontraremos más de 30 iglesias de esta tipología, caracterizadas por lo general por una rica ornamentación escultórica y un estilo rústico pero muy expresivo.

De entre ellas, en las diferentes poblaciones que forman parte del municipio de Vielha mencionaremos las siguientes: Mare de Diu deth Rosèr d’Aubèrt (románica barroca de los siglos XII y XVIII), Sant Andrèu de Casau (románica-gótica, de los siglos XII, XV y XVII), Sant Estève de Betren (románica gótica, de los siglos XIII y XIV), Sant Estève de Montcorbau (románica gótica barroca de los siglos XV y XVIII); Sant Félix de Vilac (románica gótica neoclásica, de los siglos XII, XIV y XIX); la ermita de Sant Joan d’Arròs e Vila (románica renacentista, de los siglos XI y XVII); Sant Martin de Tours de Gausac (románica gótica de los siglos XIII y XIV); Sant Miquèu de Vielha (románica gótica renacentista, de los siglos XIII a XV, y XVIII); Sant Pèir d’Escunhau (románica gótica, de los siglos XI-XII, XV y XVII); Sant Pèir de Betlan (románica barroca, de los siglos XII, XVII y XVIII); Sant Tomàs de Casarilh (en estilo románico popular, de los siglos XII a XVII), y Santa Eulàlia d’Arròs (románico gótico, de los siglos XII a XVIII). Además, en estilo popular, destacaremos también la iglesia de Sant Laurenç de Mont (siglos XII y XVIII).

Detalle de la Ermita de Sant Joan d'Arròs e Vila, en Vielha. Foto: Visit Val d'Arán

Detalle de la Ermita de Sant Joan d’Arròs e Vila, en Vielha. Foto: Visit Val d’Arán

En cuanto a la arquitectura civil, dentro del municipio de Vielha e Mijaran, encontramos también magníficos ejemplos de casas señoriales como la Casa Père Joan, del siglo XIII en estilo popular renacentista, que es además el ejemplo más antiguo de todo el Valle de Arán de casa con elementos defensivos. Se cree que, además de esto, es también el ejemplo más antiguo de defensa civil de todo el valle. La Casa Père Joan cuenta con ventanas renacentistas, un antiguo portal con dovelas y una aspillera con escudo del año 1393.

Otro buenísimo ejemplo de casa señorial, en este caso del siglo XIX, es el edificio sede del Archiu Istoric Generau d’Aran, es decir, el archivo histórico general del Valle de Arán, que forma parte de la Red de Archivos de la Generalitat de Catalunya.

Junto a estas dos, la terna principal de casas señoriales de Vielha la completa la Torre del General Martinhon, sede del Museu dera Val d’Aran, del siglo XVII y ubicada en la Carrer Major. El museo, en actividad desde el año 1984, tiene dos partes diferenciadas, una dedicada a su funcionamiento interno, y la otra, a la exposición permanente, en la que podremos aprender muchísimo sobre la historia del Valle de Arán y la vida de los araneses (a través de varios objetos etnológicos).

Torre del General Martinhon. Foto: Ayuntamiento de Vielha e Mijaran

Torre del General Martinhon. Foto: Ayuntamiento de Vielha e Mijaran

Junto a estos edificios que hemos mencionado anteriormente, otro edificio de Vielha al que la visita es casi obligada es la Fábrica dera lan de Vielha. Se trata de la antigua fábrica de lana, construida a finales del siglo XIX por Josèp Portolès Viló, un vecino de la localidad que aprendió el oficio en el país vecino. Se trata de un edificio muy representativo de la industria textil de la época y fue vital en la modernización de Vielha y el Valle de Arán. En él, podremos aprender cómo funcionaban las máquinas de cardar la lana, que eran propulsadas por el río Nere; el proceso de canalización del agua, el almacenamiento de la misma en la pecera del molino, la dosificación del peso del agua para generar el movimiento de los rodillos del molino, y cómo se giraban las piedras del molino. Una experiencia ideal para los amantes del turismo y el patrimonio industrial.

Finalmente, si lo que buscamos es un momento para el ocio y el disfrute de toda la familia, en Vielha encontramos también el Palau de Gèu, con su pista de hielo, guardapatines de hockey y patinaje artístico, gimnasio, rocódromo, pista de padel, tatami, salas de aeróbic, spinning, pilates y danza oriental.

Qué ver en el Valle de Arán

Pero, además de todo lo que hay que ver en Vielha, en el resto del Valle de Arán podemos encontrar también una amplia oferta turística. A las iglesias antes mencionadas en el muncipio de Vielha e Mijaran, se suman otras muchas repartidas por el resto de poblaciones del valle. Muchas de ellas en estilo románico combinada con estilos posteriores, pero también hay grandes ejemplos de arquitectura popular y otros estilos.

En cuanto a patrimonio industrial, en el Valle de Arán, además de la fábrica de lana de Vielha, encontramos otros dos grandes exponentes, ideales para una visita en familia. Se trata de las Minas Victòria, en la zona de Arres y Bossóst, en las que se explotaba zinc, y el molino o Mòla de Salardú, en el que podremos aprender cómo se aprovechaba el caudal del río, así como ver el molino con el que se molía el grano, las serradoras y las fábricas para hilar lana.

En este mismo sentido, si sois de los que buscáis visitas en las que, además de pasarlo bien, podáis aprender más sobre la zona, su historia y sus costumbres, en el Valle de Arán hay un sinfín de museos interesantes por descubrir. Por ejemplo, en Unha encontraremos el Museo de la Nieve, en Babergue, el Museu eth Corrau, con enseres antiguos y objetos valiosos; en Salardú, el PyrenMuseu, centrado en el pirineísmo en el Valle de Arán, y en Vilamós, el Ecomuseo Çò de Joanchiquet.

Turismo de naturaleza en el Valle de Arán

Para los amantes del senderismo y del turismo de naturaleza, ésta es también una zona privilegiada. Entre las múltiples rutas existentes de todas las dificultades, encontramos por ejemplo la de la Roca de los 9 agujeros, que va desde la oficina de turismo de Vielha hasta el Puerto de Vielha y transcurre en paralelo al río Nere.

Roca de los 9 agujeros. Foto: Visit Val d'Aran

Roca de los 9 agujeros. Foto: Visit Val d’Aran

Muy cerca encontraremos también la Maladeta, a la que podemos acceder desde la Artiga de Lin o por la Sierra del Horno; el Parque Nacional de Aigüestortes, la estación de esquí de Baqueira Beret y un sinfín de rutas de senderismo y BTT.

Además, en la zona tendremos también oportunidad de recorrer los escenarios de famosas leyendas de esta zona del Pirineo catalán, como la del gigante Mandronius o la de los amantes de Bausen.

Dónde dormir en Vielha y el valle de Arán

Tanto si vamos a visitar Vielha como si queremos aprovechar para recorrer el resto del Valle de Arán, os recomendamos alojaros en el Hotel Albares. En él, podrás disfrutar de un ambiente más que acogedor y un trato familiar, mientras dispones de todas las comodidades. Es un lugar ideal para descansar, así como para realizar todo tipo de actividades y conocer la zona, ya que se encuentra en pleno centro de Vielha, a apenas 12 kilómetros de la estación de Baqueira Beret.

Hotel Albares, en Vielha, Valle de Arán

Hotel Albares, en Vielha, Valle de Arán

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*