Valencia, una joya del turismo cultural

Más de 2.000 años de historia instituyen a la ciudad de Valencia como un destino estrella del turismo cultural. Desde que fuera fundada por los romanos en el año 138 antes de Cristo con el nombre de Valentia, ha sido destruida y arrasada varias veces, ha vivido guerras, ha visto crecer y convivir diversas culturas (romana, visigoda, musulmana y medieval)… En definitiva, una joya cultural que merece una visita tranquila y reposada, ya sea solos, con amigos o en familia.

Plaza de la Reina, Valencia. Foto: Art Valencia

Plaza de la Reina, Valencia. Foto: ArtValencia

Es más, el enorme valor de Valencia en lo referente a patrimonio y turismo cultural ha sido también reconocido por la UNESCO, que incluye tres de los monumentos más representativos de la ciudad de Valencia en sus listados de patrimonio histórico. Se trata de la Lonja de la Seda o de los Mercaderes, el Tribunal de las Aguas y las Fallas, todos ellos reconocidos por su “valor universal excepcional”.

En La Lonja de la Seda, destacan las gárgolas del Patio de los Naranjos y las palmeras del Salón Columnario o de Contratación. Esta joya del gótico civil valenciano fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1996 y, veinte años más tarde, en la Ruta de la Seda, que incluye un total de 32 ciudades asiáticas y europeas. Así las cosas, a principios del mes de junio tendrán lugar en la ciudad las Jornadas de la Ruta de la Seda para personas con diversidad funcional.

Lonja de la Seda, Valencia. Foto: ArtValencia

Lonja de la Seda, Valencia. Foto: ArtValencia

En cuanto al Tribunal de las Aguas, se trata de una institución milenaria, surgida en la época romana, que se reúne semanalmente bajo la Puerta de los Apóstoles de la Catedral de Valencia y que fue reconocida por la UNESCO en 2009 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Finalmente, las Fallas son una fiesta mundialmente conocida y única, en la que conviven el arte, la música, la gastronomía, el ocio y la creatividad y que obtuvieron el reconocimiento de la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en el año 2016.

Pero Valencia es mucho más. Una visita completa a la ciudad no puede obviar lugares tan emblemáticos y tan llenos de historia y de cultura como la Catedral, el Mercado Central, la Torre de Serranos, la Iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir, el Mercado Central, las Torres de Quart, el Miguelete, el Mercado de Colón o la Ciudad de las Artes y las Ciencias, entre otros muchos monumentos que merecen que les dediquemos un poco de nuestro tiempo.

Torres de Serranos, Valencia. Foto: ArtValencia

Torres de Serranos, Valencia. Foto: ArtValencia

No podemos tampoco olvidar sus museos, entre los que encontramos algunos tan imprescindibles como el Museo de Bellas Artes de Valencia San Pío V, el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, el Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí, el Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), el Museo de la Seda, el Museo Valenciano de la Ilustración y de la Modernidad (MuVIM), el Centre del Carme Cultura Contemporánea, el Museo Fallero, el Museo de Historia de Valencia o el Museo de los Soldaditos de Plomo.

Una forma ideal para conocerlos en profundidad y de la forma más fidedigna a su historia es a través de guías oficiales profesionales licenciados en Historia del Arte y diplomados en turismo. Es lo que ofrece ArtValencia, cuyo objetivo es que quienes visitan Valencia conozcan su patrimonio y su riqueza cultural y artística, de una forma lúdica y adaptada a los gustos y preferencias de cada uno.

Visitas turísticas adaptadas. Foto: ArtValencia

Visitas turísticas adaptadas. Foto: ArtValencia

Entre los diferentes servicios que ofrecen, encontramos: visitas guiadas (con una amplia selección de recorridos), excursiones para cruceros, eventos y congresos, talleres y juegos didácticos. Una gran multitud de propuestas para conocer Valencia de una forma divertida y, al mismo tiempo, notablemente educativa.

Share

Un comentario

  1. Que interesante artículo! Solo falta después de hacer turismo una buena paella y comprar las auténticas naranjas de Valencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*