Un paseo por Pedraza, uno de los pueblos más bonitos de España

Hoy nos vamos de ruta por la provincia de Segovia. Os proponemos un paseo por Pedraza, uno de los pueblos más bonitos de España. Recorrer sus calles y conocer su rico patrimonio monumental nos hará retrotraernos hasta la Edad Media, puesto que Pedraza es una de las villas medievales mejor conservadas de todo el país.

Panorámica de Pedraza, uno de los pueblos más bonitos de España. Foto: Ayuntamiento de Pedraza

Panorámica de Pedraza, uno de los pueblos más bonitos de España. Foto: Ayuntamiento de Pedraza

Por todo ello, esta población segoviana cuenta con el reconocimiento de Conjunto Monumental y ha sido galardonada con el premio Europa Nostra, por su respetuosa rehabilitación tanto de sus edificios como del entorno amurallado medieval.

Su riqueza monumental es impresionante, así como el buen estado de conservación de buena parte de su patrimonio. Es imposible destacar un único monumento o unos pocos, ya que la lista es innumerable e, incluso, sus palacios y casas nobles blasonadas constituyen un punto de visita indispensable en esta villa medieval segoviana.

Qué ver en Pedraza, uno de los pueblos más bonitos de España

Quizá la parte más destacada del patrimonio monumental de Pedraza son los vestigios defensivos de los siglos XII y XIII. Entre ellos, citaremos la muralla, el castillo, la Puerta de la Villa y la Cárcel de la Villa, antigua barbacana defensiva reconvertida de prisión en siglos posteriores.

La Puerta de la Villa es la única puerta de entrada y salida de Pedraza. Antaño se cerraba a las 22 horas y no volvía a abrirse hasta por la mañana, salvo emergencia. De ella, aún se conservan los portones originales de álamo negro que, si bien ya no son cerrados por la noche ni existe toque de queda, sí podrían cerrarse si así se quisiera.

En cuanto a la Cárcel de la Villa, se trata de un edificio medieval del siglo XIII que fue posteriormente reconstruido en el siglo XVI. Se encuentra a la entrada de la villa, por razones defensivas, y está integrada en el arco de entrada y salida. La cárcel estuvo en uso hasta el siglo XIX y aquí podremos ver cómo eran las mazmorras, más lóbregas si cabe en los pisos bajos; los cepos que se usaban para las extremidades; así como las dependencias del carcelero, en las que destaca una gran chimenea con escudo.

Antigua Cárcel de la Villa, en Pedraza. Foto: Fundación Villa de Pedraza

Antigua Cárcel de la Villa, en Pedraza. Foto: Fundación Villa de Pedraza

Respecto a la muralla medieval, ésta ha sido recientemente rehabilitada junto con el Pozo de las Hontanillas. Éste, de 15 metros de altura, sirvió como aljibe y se encuentra dentro de la torre albarrana. En su interior, existe un auditórium en el que se celebran eventos y es visitable con cita previa.

El último elemento defensivo reseñable es el Castillo de Pedraza, actualmente sede del Museo Ignacio de Zuloaga. Se trata de una fortaleza del siglo XIII que fue reedificada en el siglo XV, del que también data su torre del homenaje. En el siglo XVI sufriría también una nueva reforma. En su interior, se conserva el escudo de los Herrera, en la escalera de paso al aljibe.

Castillo Museo Ignacio de Zuloaga, en Pedraza. Foto: Ayuntamiento de Pedraza

Castillo Museo Ignacio de Zuloaga, en Pedraza. Foto: Ayuntamiento de Pedraza

Al Castillo de Pedraza se vinculan, además de algunas leyendas, hechos históricos de gran importancia como la prisión de los hijos del rey Francisco I de Francia. En los años 20 del siglo XX fue comprado por el pintor Ignacio de Zuloaga, quien restauró una de las torres para albergar su taller. Allí pintó numerosas escenas de paisajes y retratos de habitantes de Pedraza. El primer viernes de cada mes es posible hacer una visita guiada al estudio del pintor.

Los herederos de Zuloaga rehabilitaron posteriormente una segunda torre, que actualmente ubica el Museo Zuloaga, en el que se exponen tanto obras de Zuloaga como un Cristo del Greco, un retrato de la Condesa de Baena pintado por Francisco de Goya, así como algún bodegón flamenco del siglo XVII.

Arquitectónicamente, del castillo destaca su torre del homenaje, ubicada tras la fachada de torreones circulares, en la que luce el escudo del Señorío de Velasco. Cuenta también con un amplio foso y su puerta es de álamo negro con picos de hierro incrustados.

Otros monumentos que ver en Pedraza, uno de los pueblos más bonitos de España

En todo caso, la riqueza patrimonial de Pedraza no se limita a las edificaciones defensivas. Esta bella población segoviana cuenta también con otros muchos monumentos que merece la pena visitar, tanto de índole religiosa como civil.

En lo referente a arquitectura religiosa, el monumento más destacado de Pedraza es la iglesia de San Juan, que preside la impresionante Plaza Mayor, de la que luego hablaremos con más detenimiento. La iglesia de San Juan original era de estilo románico, del que aún se conservan algunos restos visibles, pero el edificio sufrió posteriormente un revestimiento barroco. De ella destaca tanto su torre de doble arquería como cima, como su pila bautismal del siglo XIII.

Iglesia de San Juan, en Pedraza. Foto: Ayuntamiento de Pedraza

Iglesia de San Juan, en Pedraza. Foto: Ayuntamiento de Pedraza

También de interés son otros templos religiosos de Pedraza como la iglesia de Santa María, al igual que el castillo adquirida por Ignacio Zuloaga en los años 20 del siglo XX y que abre ocasionalmente durante el verano con algunas exposiciones de pintura o escultura; así como la iglesia de Santo Domingo. Esta segunda es propiedad de la Fundación Villa de Pedraza y actualmente está siendo rehabilitada como auditorio.

Finalmente, en lo relativo a la arquitectura civil, además de los numerosos palacios y casonas blasonadas que encontramos por sus calles, pondremos especial énfasis en su Plaza Mayor, una de las más bellas de España, y en la Casa del Águila Imperial.

La Plaza Mayor de Pedraza, como decíamos, está considerada como una de las más bonitas de España. Tiene forma irregular y fue creada para que las familias nobles de Pedraza pudieran asistir a los festejos taurinos sin moverse de su balcón. De hecho, aún hoy en día, con motivo de las fiestas de la Virgen del Carrascal, en el mes de septiembre, la Plaza Mayor sigue transformándose en un coso taurino.

En todo caso, si bien no fueron muchas las familias que tuvieron su morada en esta plaza, en ella encontramos edificios de gran interés arquitectónico. Palacios y casonas de los siglos XVI a XVII, con sus escudos de armas y sus imponentes fachadas. Se dice que, en uno de ellos, pasó varios días Carlos V en su visita a Pedraza para asistir a las celebraciones en su honor.

Un momento perfecto para visitar la Plaza Mayor de Pedraza es el mes de julio, ya que durante los dos primeros sábados de este mes la plaza se ilumina con velas para acoger los llamados “Conciertos de las Velas” que llevan celebrándose ya más de 20 años.

La Plaza Mayor de Pedraza, iluminada por las velas. Foto: Los pueblos más bonitos de España

Pedraza, iluminada por las velas, en los Conciertos de las Velas. Foto: Los pueblos más bonitos de España

En cuanto a la Casa del Águila Imperial, ésta se ubica en la antigua iglesia de San Miguel o ermita de Nuestra Señora de Carrascal, que encontraremos a las afueras de Pedraza. En la actualidad, acoge el Centro de Interpretación del Parque Natural Sierra Norte de Guadarrama y nos brinda información tanto sobre dicho parque, como sobre el águila imperial, la Red Natura 2000 y la Comunidad de Villa y Tierra de Pedraza.

Unos últimos apuntes turísticos sobre Pedraza, uno de los pueblos más bonitos de España

Más allá de su patrimonio monumental, Pedraza tiene otros atractivos turísticos que también debemos mencionar. Por ejemplo, sus miradores, que encontraremos en varios puntos de la villa y que nos permitirán obtener unas magníficas vistas de Pedraza, gracias a los más de mil metros de altitud a los que se encuentra esta población segoviana.

Además, os recomendamos hacer también una visita a dos de sus núcleos urbanos. Hablamos de La Velilla y de La Rades de Abajo, situados respectivamente a 2 y 3,5 kilómetros del centro histórico. La visita es especialmente interesante durante sus fiestas patronales. En el caso de La Velilla, las fiestas grandes son las de San José Obrero, que tienen lugar el 30 de abril y el 1 de mayo. El primer día de las fiestas se instala una cucaña o mayo del que se cuelga un jamón en su extremo superior, que será para quien consiga subir a buscarlo. Las otras fiestas de La Velilla son las de El Salvador, a principios de agosto (5-6 agosto) y en ellas se hace una caldereta popular. En cuanto a La Rades, las fiestas son a finales de julio y principios de agosto, por Santiago.

Muy recomendable también si nos acercamos a Pedraza es probar su riquísima gastronomía. De ella destacamos las patatas revolconas, el cochinillo y el cordero asado en horno de leña. Un lugar perfecto para probar estos deliciosos platos segovianos y otros cuantos más es el restaurante La Olma, en la plaza del Álamo de Pedraza. De ambiente acogedor, el restaurante se ubica en un antiguo caserón del siglo XVI recientemente restaurado.

Restaurante La Olma, en la plaza del Álamo de Pedraza

Restaurante La Olma, en la plaza del Álamo de Pedraza

En La Olma, tendremos ocasión de probar la mejor cocina de la zona, elaborada con productos de temporada y con lechazo de Indicación Geográfica Protegida de Castilla y León.

Share

2 Comentarios

  1. Joana Hernández Agulló 25 abril, 2019 Responder

    Hace muchos años visité Pedraza , me encanto si las circunstancias me lo permiten volveré con más tiempo para no dejarme perder nada. Este país nuestro es maravilloso con la diversidad de cada región.

  2. Pronto lo visitamos. Es precioso tal como se ve en la foto tomada por un dron!

Enviar una respuesta a Joana Hernández Agulló Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*