Delicias abulenses

Todas las provincias españolas tienen un punto en común: la gastronomía. Hoy, sin embargo, la protagonista  es Ávila.

Son muchas las rutas gastronómicas que pueden llevarse a cabo en Ávila, una de las provincias más bellas y más completas por su enorme variedad tanto de productos como de valores culturales y naturales.

El sabor tradicional, la elaboración casera de los platos y la alta calidad de unos productos tan sencillos como naturales, son los grandes atractivos de la gastronomía abulense.

Cocina abulense. Fuente.

Cocina abulense. Fuente.

En los diferentes establecimientos que pueden encontrarse en toda la provincia se pueden encontrar grandes platos de excelente elaboración. Así, es posible deleitarse con los platos típicos y el mejor vino de la tierra en el restaurante más elegante o en cualquier casa rural de Ávila.

Algunos de los platos más conocidos son las famosas judías del Barco de Ávila, las sopas canas y de ajo, las patatas revolconas con pimentón y torreznos, el cocido o las tánganas. Sin embargo las carnes son la estrella inconfundible de los productos abulenses.

La ternera que conforma el magnífico chuletón de Ávila, el cordero y los asados de cabrito o cochinillo hacen las delicias de todos los visitantes y enorgullecen a los habitantes de esta comunidad. Pero no hay que olvidar la calidad de las verduras y hortalizas cultivadas en la Vega del Alberche, zona de gran belleza para disfrutar del turismo rural en Ávila.

Intramuros Ávila.

Intramuros Ávila.

Más maravillas en la provincia de Ávila

También hay que mencionar la enorme variedad micológica de gran tradición en la zona. Con la llegada del otoño, las lluvias favorecen la aparición de hongos que llenarán los platos durante los meses siguientes.

Ya sea en guarniciones para la carne, como ingrediente de otros guisos o como plato principal en una receta propia, las setas son las grandes protagonistas del turismo en Ávila durante esta época del año. Los deliciosos dulces tradicionales son el postre ideal para completar la comida.

Yemas de Santa Teresa, Pestiños o torrijas son algunos de los más arraigados y más celebrados por los comensales. Optar por el turismo rural en Ávila y disfrutar de la belleza de la naturaleza y de la tradición gastronómica es una gran elección que posibilita el conocimiento más profundo de esta tierra.

Para disfrutar además de un verde cautivador te recomendamos alguno de nuestros establecimientos situados en la zona de Gredos para deleitarse con, montañas, ríos y platos típicos del Valle del Tiétar. En esta zona de pastos verdes se crían numerosos rebaños que dan la leche para el queso de cabra Monte Enebro, uno de los mejores y más originales quesos de España que puede comprarse directamente en el lugar de producción en un pueblo del valle llamado La Adrada.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*