Fredes-Portell de L’Infern-Barranc del Salt-Alt entre las rutas favoritas de Valencia.

Tiempo: 2 horas y 50 minutos.
Desnivel. 400 metros.
Recorrido: Desde La Sénia, 24 km hasta Fredes.
Época idónea Todo el año.

Inicio
Salimos de Fredes por el sur y cruzamos el barranquillo que, poco más abajo, se hunde en el profundo pasillo del Salt. Un señalizador con flechas orienta hacia el Salt, de donde venimos, y a Ulldecona -nuestro itinerario-, el PR-V 75.1. Alguna marca y fita de piedras orientan la dirección del camino, de huella siempre visible.

20 minutos
Sobre una pequeña loma se encuentra el cruce con una pista. Una señal indica la dirección a la «Colonia Europa» por la derecha y, al frente, el itinerario a seguir. Ante nosotros se abre un espléndido panorama de vigorosos trazos, cerradas montañas de oscuros bosques, rasgadas por las hoces profundas de los barrancos del Salt y de la Fou.

30 minutos
El mas de Pitxón -1. 100 m- está emplazado sobre una cornisa junto a la plataforma de una era, a modo de balcón sobre un profundo barranco que desciende hasta confluir con el de la Tenalla. En su entorno, abandonados campos abancalados en la solana del monte. Un inmediato dorsal nos lleva a un cambio de ladera sobre las vertientes del barranco del Salt, que abre su profunda canal a nuestros pies. Desde aquí accedemos al tramo de mayor belleza del camino, Les Balmes -una cornisa bajo las paredes de roca y un rosario de cavidades-. Al noroeste, las dos cimas más elevadas de este sector, el Tossal d’en Cervera y el Negrell se enlazan en una cerrada barrera, divisoria de aguas de la Tinença.

50 minutos
Poco antes de llegar al Portell de l’Infern arranca a la izqu ierda el sendero que desciende al Barranc del Salt. Ante la relatividad de los horarios y la imprecisión que ello comporta, la mejor opción es llegar hasta el Portell -brecha a partir de la cual el camino desciende por la vertiente opuesta-. Desde allí, retrocederemos por el inconfundible y espectacular tramo de Les Balmes hasta encontrar el evidente y preciso sendero, marcado con un hito de piedras. En este lugar abandonamos el PR para descender, ya sin ningún desvío.

1 hora y 25 minutos
Alcanzamos el pedregoso cauce del Salt y la pista que llega desde el embalse de Ulldecona, itinerario del PR-V 75.2 que nos acompaña hasta Fredes. Seguimos pista arriba hasta la señal del PR-C 16, un viejo poste e indicadores muy deteriorados por el tiempo. Una de las fle- chas orientativas indica al mas del Perai re y al refugio de la Font Ferrera. Continuamos por la pista.

1 hora y 50 minutos
Llegamos al Salt d, en Robert, una cascada de unos 40 metros que no siempre es posible admirar, debido a su dependencia de la intensidad y duración de las precipitaciones. La umbría y la permanente humedad son el refugio de todo un universo de vegetación, diversificada por el microclima.

Luces y sombras en el transcurrir del día y las estaciones serenan el encanto del paraje. Camino arriba la subida es continua, fuerte en ocasiones, sobre el lecho del barranco que estrecha su cauce entre paredes. La vegetación, arces, acebos … acompaña y enriquece la mágica soledad del lugar. Hasta Fredes encontramos pocas marcas del PR, aunque suficientes, y también oportunos hitos de piedras.

2 horas y 50 minutos
Siguiendo el camino, llegamos a la localidad de Fredes, punto final del recorrido.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*