Ruta del Toro de Cádiz

El Parque Natural de los Alcornocales, el eje vertebrador

 

La Ruta del Toro de Cádiz es la protagonista del blog para dar la bienvenida a este recién estrenado septiembre. La mayor parte de la ruta transcurre por el Parque Natural de los Alcornocales. Coronando el llamado Cerro del Castillo, a más de 300 m. de altitud, Medina Sidonia que conserva intacto el sabor árabe y medieval en su urbanismo de casas encaladas y calles estrechas y escalonadas. Su fundación se atribuye a los fenicios llegados de Sidón, de ahí su nombre. Posteriormente fue una concurrida colonia romana.

Mapa de la Ruta del Toro _ Fuente

Mapa de la Ruta del Toro _ Fuente

Medina Sidonia

Declarada Conjunto Histórico y Premio al Embellecimiento de los Pueblos Andaluces, su rico pasado ha dejado en la localidad una gran cantidad de testimonios artísticos. De la antiquísima Asido Caesarina (de origen romano) se conservan las cloacas, el alcantarillado, la sala, los criptopórticos, las viviendas y parte de la calzada que discurre a cuatro metros por debajo de la calle.

Criptopórticos. Museo Arqueológico de Medina Sidonia. Fuente.

Criptopórticos. Museo Arqueológico de Medina Sidonia. Fuente.

De la época medieval son las ruinas del castillo, edificado sobre el antiguo alcázar musulmán y el Castillo de Torrestrella, sede de la Orden Militar de Santa María. Existen una gran cantidad de arcos medievales, algunos de ellos musulmanes e incluso anteriores a la conquista. En cuanto a arquitectura religiosa, la Iglesia Parroquial de Santa María la Mayor Coronada es un maravilloso ejemplo de estilos gótico y plateresco. Otros templos son el de la Victoria, San Juan de Dios y Santiago. Entre los conventos destacan el de San Cristóbal, Jesús, María y José y el Monasterio Carmelita del Cuervo. En lo que se refiere a edificios civiles sobresale el Ayuntamiento manierista del siglo XVII, las Caballerizas del Duque, la Casa de los Enrile y el Mercado de Abastos, del siglo XIX. En Medina Sidonia otro valor destacado es su gastronomía. Entre sus platos más reconocidos están los guisos de conejo, cabrito, venado y liebre; también resaltan en sus menús los espárragos y los caracoles.

Castellar de la Frontera. Fuente.

Castellar de la Frontera. Fuente.

Alcalá de los Gazules

Y seguimos hasta Alcalá de los Gazules, enclavada en pleno corazón del Parque Natural de los Alcornocales y en plena Ruta del Toro. Yacimientos como el de Lacusta o la Torre Lacustana, fortaleza romana en la que se encontró el Bronce de Lacusta, la primera inscripción romana de España que se expone en el Museo de Louvre en París. Todo ello nos indica sus orígenes fenicios y romanos.

Declarada Conjunto Histórico, Alcalá es una ciudad de rasgos andaluces, con calles encaladas y empinadas que van a parar a amplias plazas. De las fortificaciones de la Edad Media conserva el Castillo del que sólo queda el torreón, algunos lienzos de muralla y la Puerta de la Villa. En la Plaza de San Jorge, conocida como Plaza Alta, se encuentran la Iglesia Mayor Parroquial de San Jorge de traza barroca y renacentista. De gran interés son también el antiguo Convento de Santo Domingo, el Convento de Santa Ana Clara de estilo renacentista y gótico tardío. En el barroco Santuario de Nuestra Señora de los Santos, que cuenta con una de las mayores colecciones de ex-votos de Andalucía. Un exponente de arquitectura de la ciudad son las fuentes de origen árabe, el Pozo de Arriba, el de En medio y el de Abajo.

Yacimiento de la Mesa del Esparragal

En las afueras de la ciudad, en el Yacimiento de la Mesa del Esparragal, se localizan los restos de la Torre Lacustana, visigoda y construida con restos romanos, y los restos del Puente Romano, situado sobre el río Barbate.

Benalup

Nuestro final de ruta se sitúa en Benalup-Casas Viejas, ubicada en la Loma de las Grullas, la cual tiene ese curioso nombre debido a la proximidad de la Laguna de la Janda donde estas aves habitaban. Sus manifestaciones pictóricas nos señalan su nacimiento en la Prehistoria, las tumbas antropomórficas excavadas en las rocas del Peñón del Tajo de las Figuras y las Cuevas del Arco y Cimera.

El torreón llamado “Torre de la Morita”, cuenta con unas vistas espectaculares. Las crónicas hablan ya en esta época de sus fértiles tierras y de su riqueza acuífera, que se manifiesta en la gran cantidad de chorros y fuentes dispersas en todo su término municipal. Entre sus monumentos destaca la Iglesia de Nuestra Señora del Socorro, construida en el primer cuarto de siglo XX.

Creemos que tienes para pasar al menos un fin de semana en tierras andaluzas. ¡A tu vuelta, esperamos fotos!

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*