Ruta por el sur de la península: de Cantoria a Taberno

En Cantoria, en la provincia de Almería, la población donde iniciamos nuestra ruta, está una de las mayores empresas de mármol del Almanzora. Entre sus calles, Juan de Austria asentó su campamento y en ellas, los habitantes celebran cada mes de enero un festejo muy singular en el día de San Antonio de Abad. Se conoce como Las Carretillas, consiste principalmente en la quema de todo aquello que no sirve y posterior recogida por parte de los carretilleros, que en honor al patrón, acaban lanzando cohetes.

Tampoco debemos dejar de ver los restos de la Fábrica de Pólvora que rememoran la época musulmana o la Torreta de Cantoria, una torre de mampostería que se encuentra en el paraje de la Hojilla del siglo XIV. Además, Cantoria tiene un bagaje patrimonial muy importante que se plasma en su castillo, situado en la Piedra de Lugar Viejo. En este sitio quedan restos de una torre, una muralla, un aljibe y un torreón que recuerdan la época musulmana.

Muy cerquita, en Almanzora, encontramos otra época, la de los palacios y casa señoriales, que podemos conocer visitando la Casa del Duque del Infantado o el edificio del Marqués de Almanzora. Seguimos hasta la localidad de Arboleas. Aquí podremos degustar vinos y platos basados en productos de la huerta, además de visitar monumentos tan emblemáticos como la Torre de Arboleas, situada en el barrio alto donde se la conoce como Castillo, aunque en realidad se trate de una torre con un reloj, alzada sobre los restos de un torreón árabe.

 

Arboleas

El acogedor pueblo de Arboleas. Fuente

 

Continuamos el viaje hasta aldeas como Maimi y Casablanca. Además por el camino, nos encontramos con algunos yacimientos prehistóricos, conservados en buen estado. En Zurgena nos detenemos a conocer la Cueva del Llano de las Eras de la época argárica.

Seguimos nuestra ruta, y el sereno clima de Taberno nos sorprende, algo que está muy relacionado con el origen de este municipio. Se cree, que procede del de la taberna, ya que su enclave ha sido paso obligado entre las comarcas del Levante almeriense y Los Vélez. Se sitúa sobre el monte El Madroño, su urbanismo se concentra alrededor de la iglesia, con un entramado de estrechas y empinadas calles, con pequeñas casas señoriales con balcones de hierro, fachadas blancas y patios multicolores.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*