Qué ver en Sant Francesc de Formentera, la capital de la isla

La isla de Formentera es la más pequeña de las islas Baleares. Su capital es también una pequeña población, de apenas 3.000 habitantes, llamada Sant Francesc de Formentera. En ella, se encuentra la sede del Consell Insular (ayuntamiento) así como los principales servicios de esta isla.

Sant Francesc es, además, uno de los tres principales conjuntos históricos de la isla de Formentera, junto a Sant Ferrán de Ses Roques y el Pilar de la Mola. No son, sin embargo, los únicos puntos de interés monumental de la isla, ya que en ella encontramos una gran riqueza cultural y monumental, que incluye elementos de defensa y señalización costera, lugares históricos, caminos y división territorial, casas, molinos harineros, cisternas y aljibes, pozos, norias, árboles singulares, escars (varadores), etcétera.

Qué ver en la población de Sant Francesc de Formentera

Si nos centramos ahora en el conjunto histórico de Sant Francesc, el punto turístico y monumental más importante es la Plaza Mayor. Además de ser el epicentro de la isla, en ella encontramos también el edificio más relevante de la misma: la iglesia parroquial de Sant Francesc.

Iglesia parroquial de Sant Francesc de Formentera. Foto: Turismo de Formentera

Iglesia parroquial de Sant Francesc de Formentera. Foto: Turismo de Formentera

Se trata de un templo fuera de lo común que destaca por su aspecto austero ya que, además de como iglesia, se planteó también como fortaleza defensiva. Hay que tener en cuenta que, en la época de su construcción (finalizada en 1738), el recuerdo de la piratería aún estaba muy presente.

Situada frente al Consell Insular, se trata de un templo de una única nave y planta rectangular, con muros de unos dos metros de grosor sobre los que se sostiene una bóveda de cañón. La puerta está revestida de planchas de hierro y protegida por una tronera a la que se accede desde el coro.

Otro edificio de gran interés en Sant Francesc es la Capella de Sa Tanca Vella, construida en los siglos XIII y XIV bajo la advocación de San Valero. Es de pequeñas dimensiones y está cubierta por una bóveda de cañón. Varios siglos después de su construcción, en el XVIII, cuando se repobló Sant Francesc, la capilla quedó pequeña y dio paso a la construcción de la iglesia de Sant Francesc. Por su parte, la capilla fue anexionada entonces a una casa de nueva planta, Sa Tanca Vella, de la que tomó su nombre actual. La casa fue demolida posteriormente, en estado de ruina, en el año 1980. La iglesia, restaurada, está actualmente fuera de uso y su exterior es visitable de martes a sábado por la mañana. Fue declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento en 1993.

Una vez hayamos recorrido la Plaza Mayor y la parte de levante de Sa Raval, os recomendamos visitar también el Fossar Vell (también abierto de martes a sábado, por las mañanas). Se trata de un cementerio restaurado por el arquitecto formenterés Marià Castelló, una actuación que fue finalista de los premios FAD de arquitectura de 2017.

Finalmente, en lo que respecta a arquitectura urbana, en Sant Francesc encontramos muy buenos ejemplos de la arquitectura de comienzos del siglo XX. Es en esa época cuando se empiezan a consolidar los núcleos de viviendas y los edificios de éstas se empiezan a orientar hacia los principales viales, en lugar de la tradicional orientación sur-sureste de las antiguas viviendas rurales. Las casas de los años 1920-1930 se caracterizan por oberturas más grandes y están decoradas por cenefas, muchas veces pintadas de colores como el azul o el marrón. Buenos ejemplos de ello son el Bar Centro, la Fonda Plater o Can Manolo, en Sant Francesc Xavier.

Mapa de Sant Francesc de Formentera. Foto: Consell Insular de Formentera

Mapa de Sant Francesc de Formentera. Foto: Consell Insular de Formentera

Qué ver en los alrededores de Sant Francesc de Formentera

Muy cerca de Sant Francesc de Formentera encontramos también los molinos de Sa Mirada o de Sa Miranda. El primero de ellos, el Molí d’en Mateu, forma parte de una vivienda privada y el segundo, el Molí d’en Jeroni, es de fácil acceso. Ambos fueron construidos en el siglo XIX y dejaron de funcionar en 1950. Desde ellos, se tiene una amplia panorámica en la que se suceden los brazos de mar y de tierra y se puede ver, entre otras cosas, el Estany des Peix y La Savina, la isla de Ibiza y el islote de Es Vedrà.

A poca distancia encontramos también otros puntos de interés como Sant Ferrán de Ses Roques, El Pilar de la Mola, Cala Saona o el Cap de Barbaria.

Fiestas, turismo comercial, de ocio y cultural en Sant Francesc de Formentera

Además de las edificaciones antes señaladas, Sant Francesc de Formentera es también un lugar perfecto para visitar salas de exposiciones, para ir de compras o para disfrutar de la mejor gastronomía de la zona.

En lo referente a exposiciones, destacan principalmente la Sala d’Exposicions Ajuntament Vell, el Centro Antoni Tur “Gabrielet” y el Museo etnográfico de Formentera.

A nivel comercial, la mayor oferta la encontramos en las calles centrales de la población. A ello se unen, de mayo a octubre, pequeños puestos de artesanía en la calle, entre los que encontraremos también productos de joyería o cuero hechos en Formentera. Finalmente, los martes y sábados por la mañana, en el Jardí del Ses Eres, tras la iglesia, encontraremos un mercadillo de ropa, libros y artículos de segunda mano.

En cuanto a la gastronomía, no dejéis de probar productos tradicionales como el peix sec, la sal líquida, el vino, la miel, los higos secos, el queso fresco, el Bescuit (pan de horneado prolongado que constituye uno de los ingredientes más peculiares de la ensalada payesa), así como el licor de hierbas.

En lo que respecta a platos preparados, os recomendamos la ensalada payesa, los calamars a la bruta (en su tinta), el Frit de Bestiar (frito de cordero), el Frit de polp (frito de pulpo), el Sofrit pagès (con carne y patatas), el Bullit de Peix (guiso de pescado con patatas) y postres como el Flaó (pastel de queso fresco con hierbabuena), los Orelletes (dulce anisado) y la Greixonera (pudin de ensaimada).

Finalmente, también merece la pena asistir a algunas de las fiestas más relevantes de la localidad como las de Sant Jaume (25 de julio), San Francisco Javier (3 de diciembre) o la Fiesta de Santa María de las Nieves (8 de agosto, conmemoración de la conquista de la isla a los árabes en el siglo XIII, en la que se puede ver baile tradicional y una competición de bolos de madera de enebro –tirar a es gall-).

Dónde dormir en Sant Francesc de Formentera

Si váis a visitar la isla de Formentera y, en concreto, toda la riqueza turística de su capital, Sant Francesc de Formentera, y de sus alrededores, un lugar perfecto para alojarnos son los Apartamentos Ferrer. Ubicados en la propia ciudad de Sant Francesc son ideales para disfrutar en familia, en pareja o con amigos en un bonito entorno campestre de brisa de mar.

Apartamentos Ferrer, en Sant Francesc de Formentera

Apartamentos Ferrer, en Sant Francesc de Formentera

Con capacidad para 2-4 personas, a solo 400 metros de los apartamentos encontraremos la playa de Es Mal Pas. El alojamiento cuenta, además, con todas las comodidades para hacer nuestra visita lo más confortable y relajante posible.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*