Qué ver en Candanchú, además de su estación de esquí

Candanchú es, sobre todo, conocida por la estación de esquí del mismo nombre. Sin embargo, esta población del Pirineo aragonés tiene mucho más para ofrecer al turista. Monumentos, historia, rutas y excursiones, en un entorno natural verdaderamente incomparable.

Perteneciente al término municipal de Aísa, Candanchú es heredera en cuanto a su ubicación del Antiguo Hospital Monasterio de Santa Cristina de Somport. De hecho, los restos de éste ocupan el extremo oriental del actual núcleo urbano de Candanchú y bien merecen una visita.

Antiguo hospital de Santa Cristina. Foto: Turismo Jacetania

Antiguo hospital de Santa Cristina. Foto: Turismo Jacetania

El hospital fue fundado en el siglo XI a los pies del Somport con el objetivo de acoger a los peregrinos del Camino de Santiago. No tardo en adquirir fama y renombre,  hasta el punto de que llegó a estar considerado como uno de los tres hospitales más insignes junto con los de Jerusalén y Gran San Bernardo.

Ubicado a una altitud de 1.550 metros, el hospital estaba regido por canónigos agustinianos y formaba parte de un conjunto más amplio de edificios en torno a la iglesia románica de la que aún se conservan la cripta y la planta. Sin embargo, en el siglo XVI, sufrió una importante crisis debido a las guerras de religión y, a principios del XVIII, un incendio devastador del que salió “revitalizado” y reformado como mesón al servicio de los viajeros.

De nuevo, destruido en la Guerra de la Independencia, en la actualidad sus extensas ruinas son objeto de excavación arqueológica y consolidación por parte de la DGA.

No es, sin embargo, el hospital el único elemento histórico que ha tenido influencia en el Candanchú actual. También muy relevante es el castillo medieval “Camp d’Aljub” o “Candalxú” del que toma el nombre. Ubicado a un kilómetro en dirección sur, sobre el antiguo Camino de Francia, en la actualidad es conocido simplemente como Castillo de Candanchú.

Lo encontramos en el desfiladero del río Aragón, entre el Tobazo y Larraca, sobre un peñón aislado a unos 1.565 metros de altitud y fue construido por motivos defensivos y de recogida de impuestos en el siglo XIII; funciones éstas que desempeñó hasta ya entrado el siglo XVI. Pese a su gran importancia histórica, es bastante desconocido pero conserva la integridad de su planta y el alzado de la muralla occidental.

El Camino de Francia, a su paso por Candanchú

Desde la época de los romanos, el Somport o Summus Portus fue uno de los pasos pirenaicos más importantes y con más tránsito. A 1.632 metros, era el más cómodo y practicable del Pirineo central, así que en el siglo XI la vieja calzada romana fue aprovechada para camino de peregrinación a Santiago de Compostela. De esta forma, el conocido como “Camino de Francia” se convirtió en uno de los más importantes junto a los de Roncesvalles y Ibañeta.

Camino de Santiago por el Somport. Foto: Turismo de Aragón

Camino de Santiago por el Somport. Foto: Turismo de Aragón

Si bien el paso de peregrinos comenzó a descender en el siglo XVI, la ruta no ha perdido su importancia comercial entre Francia y España, reforzada además con la construcción e la nueva carretera fronteriza en el año 1876.

La estación de esquí, lo más conocido de Candanchú

En todo caso, si por algo es bien conocido Candanchú es por la estación de esquí del mismo nombre. Ésta data del siglo XX con el surgimiento del nuevo deporte de la nieve entre la burguesía y la inauguración de la estación de ferrocarril de Canfranc que facilita la llegada de los pioneros de este deporte.

Estación de esquí de Candanchú

Estación de esquí de Candanchú

La estación fue impulsada por el Club Montañeros de Aragón y por el Sky Club Tolosano y los primeros edificios que en ella se construyeron fueron el Refugio de Santa Cristina, cuyo nombre homenajea al antiguo hospital, y un establecimiento hotelero. Poco a poco, fueron ampliándose hasta convertirse en la gran estación que es en la actualidad.

Otros lugares para visitar en los alrededores de Candanchú

Como decíamos antes, Candanchú forma parte del término municipal de Aísa y, si bien, existe cierta distancia geográfica entre ella y el resto de localidades del valle de Aísa, no queremos dejar de recomendaros visitar la propia población de Aísa.

Valle de Aísa. Foto: Comarca de la Jacetania

Valle de Aísa. Foto: Comarca de la Jacetania

Situada al sur del Pico de Aspe, uno de los tres integrantes de la conocida como Trilogía de Aspe junto a la Llana de la Garganta y la Llana del Bozo, en Aísa encontraremos una buena representación de casas del estilo de arquitectura popular de montaña: tejados de pizarra, bellas chimeneas y fachadas con piedra cara vista.

El valle es también un lugar privilegiado para la práctica de todo tipo de deportes: parapente, montañismo, senderismo, esquí o BTT, entre otros. Por ejemplo, si lo que nos gusta el senderismo, en los alrededores de Candanchú, son muy recomendables el GR-11 Senda Pirenaica y el GR-65.3 Camino de Santiago aragonés; aunque encontraremos un sinfín de rutas si ampliamos el radio a todo el valle de Aísa.

Dónde dormir en Candanchú

Finalmente, si vamos a visitar Candanchú y sus alrededores, os recomendamos alojaros en el Albergue Valle de Aragón. Se trata de un confortable albergue de montaña, ubicado al pie de las pistas de la estación de esquí de Candanchú, dirigido por un guía de montaña especializado.

Albergue Valle de Aragón, en Candanchú (Huesca)

Albergue Valle de Aragón, en Candanchú (Huesca)

El edificio es un bonito y acogedor chalet de estilo alpino, con habitaciones para 4, 6 u 8 plazas y todas las comodidades, que además ofrece la posibilidad de contratar menús especiales, servicio de guías y alquiler de bicicletas de montaña, raquetas de nieve, etcétera.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*