Qué puedo hacer en restaurantes de Campo de Daroca

El Campo de Daroca está situado en un lugar estratégico, en el suroeste de la provincia de Zaragoza, en el límite con Teruel, ambas ciudades conectadas por la Autovía Mudéjar. Además limita con Castilla la Mancha al oeste.

El territorio por donde se expande se encuentra entre las estribaciones del Sistema Ibérico central por lo que está marcado por una espectacular orografía cruzada por los ríos Piedra, Huerva y Jiloca. También comparte junto con la comarca del Jiloca la singular Reserva Natural de la laguna de Gallocanta.

Reflejo sobre la Laguna de Gallocanta. Foto: Comarca Campo de Daroca

Reflejo sobre la Laguna de Gallocanta. Foto: Comarca Campo de Daroca

Bosques, llanuras esteparias, páramos y riberas de ríos salpicados por pequeños municipios forman parte del gran atractivo natural de esta comarca fronteriza, recorrida desde siempre por numerosos caminos históricos, como el Camino del Cid o el Camino de la Vera Cruz. Una extensa red de senderos de Pequeño Recorrido nos ayudarán a aliviar el estrés y descubrir lugares tan agrestes como las Hoces del Río Piedra (entre Aldehuela de Liestos y Torralba de los Frailes), o tan apacibles como el Aguallueve de Anento o  la rareza de un Pinsapar naturalizado como el de Orcajo.

Entre las rutas culturales destaca una para conocer su destacado patrimonio gótico. Esta ruta debe hacerse en coche, empezando por Daroca. Allí podrás conocer la inusual capilla de los Sagrados Corporales de la Basílica de Santa María o las pinturas murales de la Iglesia de San Miguel. En otros pueblos  como Anento, Lechón, Langa del Castillo, Torralbilla, Retascón, Villarroya del Campo, Villadoz o Cubel,  encontrarás magníficos retablos de pintura en tabla del siglo XV en el interior de sus templos.

Patrimonio mudéjar en Campo de Daroca. Foto: Comarca Campo de Daroca

Patrimonio mudéjar en Campo de Daroca. Foto: Comarca Campo de Daroca

Otra propuesta interesante es la ruta mudéjar. El arte mudéjar en Aragón fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y podemos encontrar los elementos más tempranos de este estilo también en Daroca, en el ábside de la Iglesia de San Juan o en la torre de Santo Domingo. El recorrido posterior nos llevará, por un lado, a admirar las torres de Mainar, Villarreal de Huerva, Romanos, Luesma, Herrera y Villar de los Navarros, o bien, las de Valdehorna y Val de San Martín, todas con la indiscutible marca del arte mudéjar, pero todas diferentes.

No podemos abandonar la comarca sin disfrutar de la rica gastronomía de estas tierras donde se mezclan sabores de la cocina manchega y aragonesa. Los paisajes nos descubren la riqueza cerealista de esta zona donde se produce gran parte de la pasta alimenticia que comemos. Las recetas tradicionales son ricas, también, en legumbres, hortalizas y verduras. Entre las carnes hay que destacar el ternasco, un clásico en todo Aragón, así como los productos del cerdo.

Museo Pastelería de Daroca. Foto: Comarca Campo de Daroca

Museo Pastelería de Daroca. Foto: Comarca Campo de Daroca

Tortas de sardinas, de nueces, mantecados, rosquillas o almojábanas darán el toque especial a nuestra visita. No te quedes sin probarlos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*