Puenting ¡A tensar los nervios!

Una forma distinta de entender el turismo es aquella que engloba un conjunto de experiencias para que, con la suma de todas ellas, nazcan recuerdos inolvidables.

Muchas veces, el ingrediente secreto es una actividad de turismo activo. Las hay para todos los gustos. Más o menos arriesgadas, más o menos tranquilas, las que requieren más o menos preparación física. Hoy queremos proponeros una de las arriesgadas. ¿Te atreves?

El puenting es un deporte extremo que, contrariamente a lo que pueda parecer, es una actividad muy segura cuando se practica con el equipo apropiado y bajo el asesoramiento de monitores especializados. Consiste en practicar un salto en forma de péndulo desde lo alto de un puente. La persona que realiza el salto está sujeta (por la cintura o por el tobillo) con un arnés y con una cuerda de escalada que se ancla en el lado contrario del puente a donde se va a saltar.

Si eres de aquellos a los que les gustan las emociones fuertes, el puenting te proporcionará una increíble subida de adrenalina. Más que un deporte es una experiencia, breve pero muy intensa, en la que hay que poner a prueba la mente y superar la barrera del miedo para fundirse con la naturaleza. Para aquellos que comienzan, el primer salto se realiza normalmente de espaldas al vacio, en cuclillas desde lo alto de la barandilla o agarrados a ella. El salto de cara se suele realizar cuando se ha experimentado un salto con anterioridad, es más intenso y emocionante al poder ver el suelo.

Puenting. Fuente.

Puenting. Fuente.

Si has decidido que esta actividad es de las que no te puedes perder, debes practicarla de forma segura. Las siguientes recomendaciones harán que la experiencia del primer salto sea totalmente satisfactoria:

  1. Es muy importante estar en perfectas condiciones físicas y mentales antes de realizar un salto. Las personas con problemas cardiacos, nerviosos y con peso excesivo no deben realizar esta actividad.
  2. Siempre se debe elegir una empresa de confianza y que reúna todos los requisitos necesarios para ejecutar un salto: material en buen estado y homologado, seguro de accidentes y responsabilidad civil y un monitor profesional para dar consejos y asesoramiento de la forma correcta de realizar el salto.
  3. Para realizar el salto se debe usar ropa y calzado cómodo. El equipo es el mismo que se utiliza para las escaladas: cuerda, arnés, mosquetones y bloqueadores. Se recomienda el uso del casco.
  4. El salto siempre se debe realizar en un puente apropiado para la actividad. Debe tener una altura que supere el doble de su anchura.
  5. Se deben revisar las cuerdas antes de saltar y no es mala idea reforzar la seguridad usando dos en lugar de una. Por otro lado, el tamaño de las cuerdas tiene que ser al menos 5 metros menor que la altura del puente.

Como hemos visto, el puenting no se trata más que de un salto. No son necesarios conocimientos especiales pero sí hace falta el valor y la decisión para soltarse de la barandilla y arrojarse al vacío. Saltar es una cuestión muy personal que nunca y bajo ningún concepto debe ser forzada.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*