Pueblos bonitos de Badajoz: Hornachos, encanto morisco en un entorno natural incomparable

Entre los numerosos pueblos bonitos de Badajoz, hoy hablamos de Hornachos, una localidad que conjuga un rico patrimonio monumental con un entorno natural incomparable. Esto es posible gracias a la combinación de su ubicación privilegiada con un pasado histórico de gran relevancia.

Vista panorámica de Hornachos, uno de los pueblos bonitos de Badajoz. Foto: Turismo de Extremadura

Vista panorámica de Hornachos, uno de los pueblos bonitos de Badajoz. Foto: Turismo de Extremadura

Al suroeste de Extremadura, entre dos valles, el de los Moros y el de los Cristianos, encontramos Hornachos. Esta localidad badajocense, muy consciente de su pasado morisco, forma parte de la comarca de Tierra de Barros y de ella destacaremos especialmente su castillo, de gran importancia para las órdenes de Santiago y de Alcántara.

El Castillo de Hornachos nos observa desde lo alto de un peñasco. Se trata de una fortaleza con forma de barco erigida por los árabes en el siglo IX para delimitar las fronteras entre los reinos musulmanes de Badajoz y Toledo. Posteriormente, serviría también para establecer el límite entre las dos órdenes militares antes mencionadas: la de Santiago y la de Alcántara. El castillo fue construido en mampostería y tapial, y debió lucir verdaderamente imponente dada su ubicación; si bien actualmente de él solo se conservan algunos restos.

Castillo de Hornachos, en Extremadura

Castillo de Hornachos, en Extremadura. Foto: Turismo de Extremadura

En cualquier caso, y aunque uno de los principales argumentos para incluir a Hornachos entre los pueblos bonitos de Badajoz es su encanto morisco y su historia ligada a Marruecos, lo cierto es que esta localidad ya estaba poblada en el Neolítico. Así lo atestiguan las pinturas rupestres de tipo esquemático de La Sillá y Sierra de Pinos, que os recomendamos visitar.

Lugares de visita obligada en Hornachos, uno de los pueblos bonitos de Badajoz

Además del Castillo de Hornachos, en esta población de Extremadura encontramos otros muchos lugares de visita prácticamente obligada. Así, no podéis dejar de visitar la Fuente de los Moros, pasando por el acueducto de ladrillo rojo; el pósito, actualmente sede del Centro de Interpretación de la Cultura Morisca y que algunos expertos apuntan que pudo albergar una antigua mezquita; la iglesia parroquial de la Purísima Concepción; la iglesia conventual de San Francisco, de estilo mudéjar; la Fuente de los Cristianos; el Pilar de los Cuatro Caños; la Ermita de San Roque, del siglo XV, demolida en el año 1982 para erigir la Casa del Ayuntamiento, y la Ermita de los Remedios, del siglo XVI y remodelada en 1892.

Iglesia de la Purísima Concepción. Foto: Turismo de Extremadura

Iglesia de la Purísima Concepción. Foto: Turismo de Extremadura

De entre ellos, nos detendremos especialmente en la Iglesia de la Purísima Concepción, considerada la obra mudéjar más representativa de toda Extremadura y declarada como Monumento de Interés Histórico Artístico. El actual edificio data de la época de los Reyes Católicos, momento en el que fue reconstruido sobre otra iglesia anterior. Su estructura es basilical y está dividida en tres tramos; su cabecera es poligonal con cubierta de crucería; su exterior, de mampostería y ladrillo con fachada mudéjar, y en su interior destaca el retablo mayor del siglo XVII y su artesonado, además de la pila bautismal de Juan Bautista Vázquez el Viejo y un importante repertorio de azulejerías, pinturas, imágenes y rejerías.

Turismo de naturaleza y ornitológico en Hornachos, uno de los pueblos bonitos de Badajoz

No obstante, como decíamos antes, no todo es turismo cultural y monumental en Hornachos. También es un lugar ideal para disfrutar de la naturaleza y para la observación de aves. El municipio se encuentra en la Sierra de Hornachos (de ahí su nombre), uno de los principales enclaves montañosos de la comarca Sierra Grande – Tierra de Baños, en el que encontramos además la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) y Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) Sierra Grande de Hornachos.

La Sierra Grande de Hornachos, ZEPA y LIC. Foto: Turismo de Extremadura

La Sierra Grande de Hornachos, ZEPA y LIC. Foto: Turismo de Extremadura

Se trata de una zona rica en formaciones de enebros y arbustos en la que se dan cita tres ríos: el Matachel, el Guadámez y el Palomillos, y en donde habitan numerosas especies, gran parte de ellas acuáticas. Nutrias, galápagos europeos y leprosos, fochas, somormujos, garzas y cigüeñas se dan cita en este entorno natural de excepción, ideal no solo para los aficionados al turismo ornitológico sino también al ecoturismo en general.

Muy cerca de la población de Hornachos encontramos también otros dos enclaves naturales de relevancia: el Balneario de los Remedios o de los Castaños, de cuyas aguas sulfurosas, ferruginosas y bicarbonatadas sódicas se asegura que tienen poderes curativos, y el Embalse de los Molinos, sobre el río Matachel.

Fiestas y gastronomía en Hornachos, uno de los pueblos bonitos de Badajoz

No podemos finalizar nuestro repaso por los diferentes elementos de interés turístico que encontramos en Hornachos sin hablar de sus fiestas y de su gastronomía. La principal festividad que se celebra en Hornachos es la Virgen de los Remedios (8 de septiembre), si bien otra de más reciente creación y vinculada con la gastronomía no se queda atrás. Nos referimos a la Matanza didáctica, que se celebra la última semana del mes de febrero.

Siguiendo con el apartado gastronómico, no podemos dejar de probar las migas, el gazpacho, la caldereta de conejo, el caldillo y la morcilla lustre; que deberán ir acompañados de vinos de la zona y de postres tan sabrosos como los piñonates, las puchas y los repápalos de arroz.

Dónde alojarse si vas a visitar Hornachos, uno de los pueblos bonitos de Badajoz

Si vas a visitar Hornachos y todo lo que esta población extremeña tiene para ofrecer al visitante, te recomendamos alojarte en la casa rural Tita Sacramento. Se trata de una casona de finales del siglo XVIII, completamente reformada y acondicionada para incluir todas las comodidades, pero que conserva todo el sabor tradicional.

Tita Sacramento, en Hornachos, uno de los pueblos bonitos de Badajoz

Tita Sacramento, en Hornachos, uno de los pueblos bonitos de Badajoz

La casa cuenta con tres plantas y, en sus inmediaciones, se pueden realizar numerosas actividades, desde paseos en burro hasta rutas senderistas por la Sierra Grande, pasando por visitas a las pinturas rupestres y al resto de monumentos y enclaves naturales que encontramos en el entorno.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*