Formentera, el paraíso

Pensar en Formentera es pensar en kilómetros y kilómetros de playas de arena blanca, aguas transparentes y un azul intenso y evocador. Lo más destacable de estas playas es que han apostado por el desarrollo sostenible y eso es lo que ha hecho posible salvaguardar su litoral y preservarlo de una construcción masiva. Si te preguntas por qué sus playas siempre están en el Top 10 de las mejores playas del mundo tiene fácil respuesta; ofrece lo que necesitan los amantes de las calas, te permite palpar la esencia mediterránea, el ocio está asegurado pero también garantiza la tranquilidad y el sosiego de quiénes lo buscan.

Formentera playas. Fuente: Grupo RV Edipress

Formentera playas.
Fuente: Grupo RV Edipress

FOTO_Formentera_Playas_02062015_2_CalaSaona

Formentera playas.
Fuente: Grupo RV Edipress

FOTO_Formentera_Playas_02062015_3_Illetes

Formentera playas.
Fuente: Grupo RV Edipress

Las playas «must» de la zona son las siguientes. Toma nota, ¡nos vemos allí!

1. Illetes

Tripadvisor la revalida como Mejor Playa de España por sus usuarios. Es la segunda de Europa en el ranking y la mejor del mundo. Esta playa ofrece ocio, restauración, posibilidad de disfrutar de deportes acuáticos y qué decir de playas equipadas con todo lo necesario para disfrutar, en mayúsculas, de tus vacaciones.

 

2. Playa de Levante

Al norte de la isla, junto a Illetes, con 50 m de anchura y 1.5 km de largo, ofrece más tranquildiad que la anterior, si bien ofrece también todos los servicios necesarios para pasar un maravilloso día de playa. Dunas y una naturaleza salvaje aguardan tu llegada.

 

3. Caló des Mort

Es un punto aislado, tranquilo y mágico en el que al adentrarte en sus aguas te pierdes en el horizonte porque no hay nada más allá.

Está ubicada en el extremo más occidental de la playa de Migjorn, donde comienzan los acantilados de La Mola. Tienes que ir si te gustan los mercados artesanales. Podrás disfrutar de ellos todos los miércoles y domingos de la temporada de verano.

 

4. Playa de Es Caló

Este es el punto perfecto para disfrutar de una atmósfera marinera. Un pequeño rincón de pescadores donde las tradiciones perduran. Desde ahí tienes preciosas vistas a los acantilados de La Mola. Su oferta de servicios es muy completa también.

 

5. Cala Saona

Esta es una playa mucho más pequeña, escasos 140 metros, es una joya mediterránea. Desde Cala Saona puedes contemplar Ibiza y la costa de Punta Pedrera y los acantilados de Punta Rasa, a los que puedes acceder a pie en menos de un cuarto de hora. No te pierdas sus atardeceres, especialmente si lo tuyo es la fotografía.

 

«Viajar es imprescindible y la sed de viaje, un síntoma neto de inteligencia.»

Enrique Jardiel Poncela (1901-1952) Escritor español.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*