Playa de Bolonia en Tarifa: Fusión entre naturaleza virgen y patrimonio arqueológico

La playa de Bolonia es una de las poquísimas playas vírgenes que aún quedan en nuestro país. No tiene alojamientos hoteleros a pie de playa ni tan siquiera servicios durante todo el año, sin embargo su belleza precisamente radica en su naturaleza salvaje aún no alterada por la acción del hombre. Formada por grandes cantidades de finas arenas doradas, impresiona ya al contemplarla desde la lejanía y admirar la panorámica del estrecho con la costa africana al fondo. La vista es sencillamente espectacular, una sensación de libertad invade al visitante al caminar sobre la arena. Una vez alcanzada la orilla, el azul intenso del mar y sus aguas increíblemente transparentes sorprenden gratamente y quedan fijadas en la retina de por vida.

La playa de Bolonia es la indicada para aquellos que buscan sentir la naturaleza de la forma más auténtica, allí es posible pasear, correr, tumbarse y deslizarse en sus finísimas arenas rubias, respirar el olor del mar, disfrutar la fuerza del sol y sentir la brisa acariciando nuestro cuerpo y agitando el cabello, todo un festival y placer para los sentidos. Este ingente arenal de unos cuatro kilómetros de longitud es idóneo para aquellos que buscan soledad, desconectar del mundo y evadirse de los problemas. También es una playa apreciada por las personas que practican el nudismo por que aquí se reencuentran con la naturaleza y encuentran plenitud.

 

Playa de Bolonia

Playa de Bolonia en Tarifa.

 

Otro placer ofrecido por esta maravillosa playa es caminar adentrándose en el agua, ya que uno puede adentrarse un largo trecho hacia el interior tan solo cubriendo el agua hasta la cintura, aunque debe tenerse precaución, ya que las aguas del estrecho a menudo forman corrientes. El entorno esta poblado de pinos piñoneros y de eucaliptos en las zonas altas, alternando ambos con matorral, enebros y sabinas.

Por si acaso fuera poca su belleza natural, la playa de Bolonia alberga además como tesoro arqueológico los restos romanos de Baelo Claudia, uno de los conjuntos urbanísticos más importantes existentes en la península. Una visita que puede hacerse en cualquier momento, ya que se hallan junto a la playa y son de gran interés cultural. Existe la posibilidad de realizar visitas guiadas para conocer todos los detalles de este sorprendente conjunto arqueológico.

Las características ofrecidas por la playa de Bolonia son muy difíciles de encontrar en otra localización geográfica, ya que aúnan naturaleza virgen con un valioso patrimonio arqueológico de altísimo valor histórico, cualidades que la convierten en una de las playas más apreciadas de todo el continente.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*