Un placer supremo, chuletón y sidra en el norte de España

el-placer-de-un-chuleton-en-una-sidreria

Siempre que se acerca una pequeña temporada de vacaciones o simplemente unos pocos días libres todos pensamos en hacer una escapada o visitar lugares de interés turístico.

Generalmente la mayoría de la población entiende por lugares de interés, aquellos sitios en que hay monumentos, museos y grandes obras arquitectónicas. Sin embargo, el interés turístico va más allá de lo material. Reside en respirar la naturaleza, disfrutar del aire puro o degustar la gastronomía propia de ciertas zonas geográficas. De hecho, cada vez son más y más los turistas que deciden sus destinos buscando disfrutar del turismo rural con sus fabulosos paisajes naturales y su cocina típica de la región.

Sidrerías y turismo rural

En nuestro país, podemos disfrutar de este tipo de turismo en todas las regiones, pero destaca especialmente la zona del norte, en especial la zona cantábrica. Esta zona destaca por sus verdes paisajes, ideales para alojarse en una casa rural, y su clima húmedo además de su mundialmente reconocida gastronomía. Ejemplo de ello son las famosas sidrerías originarias del Principado de Asturias, donde los turistas pueden degustar el delicioso jugo de manzana que es la sidra.

Además, estas sidrerías están especializadas en cocinar gustosas carnes asadas entre otros platos principales.

Estas sidrerías se pueden encontrar, como ya hemos comentado, en Asturias principalmente, pero también pueden encontrarse en el País Vasco con el nombre de Sagardotegi o sagardotegia.

La tradición de comer en las sidrerías, se remonta a la época cuando los catadores de sidras se reunían para degustarla. Estos catadores acostumbraban a llevar alimentos para comer y es de ahí de donde comenzó una tradición que ha desembocado en las actuales sidrerías que son a su vez restaurantes.

Dependiendo de la zona en que se encuentre cada sidrería, estará más especializada en algunos platos que en otros, por ejemplo, en zonas marítimas se especializarán en pescados asados además de carnes, mientras que en las de zonas de interior la especialización será principalmente en carnes a la brasa.

Pero sin duda, el plato estrella de una sidrería que se precie, es el chuletón asado al estilo tradicional, el placer que se experimenta al degustar un chuletón con un vaso de sidra al lado es razón suficiente para decidirse por el turismo rural en cualquiera de estas dos zonas. Si a esto le añadimos el aire puro del campo, los preciosos paisajes naturales o los bellos lugares donde hospedarse, como hoteles rurales o casas rurales con encanto en el País Vasco o en Asturias, se antoja difícil no seguir haciendo turismo rural una vez ya se ha empezado a disfrutar de él.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*