El Pirineo, un lugar ideal para viajar con tu mascota

El Pirineo es un lugar ideal para viajar con tu mascota. La maravillosa cordillera pirenaica está llena de lugares con magia y encanto por los que es un lujo pasear con nuestros peludos, lugares que te transportan no solo en el plano físico sino también en el emocional. Rodeado de todo este encanto y belleza se encuentra el Valle de Benasque, en Huesca.

Si hay un lugar dentro de todo el Valle de Benasque a destacar, es el Parque Natural de Posets y Maladeta. Emplazamiento gobernado por El Aneto, un majestuoso pico que, con sus más de 3.400 metros de altitud, da abrigo a todos los excursionistas y habitantes de la zona, tales como sarrios, marmotas, 1uebrantahuesos, armiños, zorros y varias clases de aves rapaces, además de anfibios, reptiles y mariposas. Todo ello bañado de un manto verde salpicado de flores silvestres, riachuelos, lagos y cascadas.

El Parque Natural de Posets y Maladeta, nos ofrece una oportunidad increíble para explorar junto a nuestras mascotas un sinfín de rincones espectaculares, su orografía es muy sencilla, haciéndolo muy atractivo para todo tipo de familias. Es habitual encontrar excursionistas de todo tipo, niños, jóvenes, adultos, parejas, perros… los caminos GR están muy bien señalizados y en el que recomiendo aquí disponemos hasta de una línea de autobuses adaptados para subir con mascotas si es que queremos ahorrarnos un tramo de ascensión.

El itinerario habitual es subir en coche hasta Llanos del Hospital a 1.750 metros de altitud, aquí disponemos de un Parking gratuito y un restaurante en el que podremos disfrutar de un buen almuerzo o una buena comida para reponer fuerzas. A partir de este punto podremos escoger si comenzar nuestra ascensión a pie hasta “El Llano de la Besurta“ a 1.900 metros de altitud o subirnos al autobús PetFriendly que nos llevará a ese mismo lugar.

El recorrido a pie hasta “El Llano de la Besurta” se hace en poco menos de 1 hora y es un disfrute para los sentidos, rodeado de naturaleza, donde convergen ligeras ascensiones de laderas, prados, bosques y valles.

Viajar con tu mascota al Pirineo

Una vez llegamos al primer punto de la ruta encontraremos el Refugio de la Besurta que cuenta con un merendero, un bar y una terraza al abrigo de las montañas. Podremos darnos un merecido descanso disfrutando del paisaje y reponer fuerzas para la siguiente etapa. Es en este lugar donde conoceremos a un Mastín del Pirineo imponente que se pasea a sus anchas y saluda a todos los excursionistas, además no le hace ascos a ningún bocata, le gustan de todos los sabores…

Con las pilas cargadas y las piernas descansadas, nos disponemos a seguir nuestro recorrido hasta el siguiente punto, “La cascada – Forau de Aigualluts”. Para llegar a ella atravesaremos una ligera pendiente rocosa en la que es muy habitual ver a las famosas Marmotas, reinas de este Parque Natural. Sin bien las escuchamos durante todo el recorrido y los perris se quedan alucinados al verlas, es en este lugar dónde nosotros vimos al mayor número. Aunque son escurridizas y temerosas, se dejan ver fácilmente y corretean entre las rocas a sus anchas.

Personalmente recomiendo llevar a los peludos con correa durante todo el recorrido, pues dependiendo de la época del año hay mucha afluencia de excursionistas. Una correa tipo Flexi de 5 u 8 metros es perfecta para disfrutar con seguridad. Sin embargo, si hemos optado por dejarlos sueltos, durante este tramo es mejor llevarlos con correa pues seguramente querrán ir a investigar a estos bichejos que chillan y se mueven tan rápido.

En poco menos de una hora habremos llegado a “La cascada”, una caída de aguas rápidas procedentes del deshielo del Aneto. Lo característico de esta cascada es ver cómo sus aguas desaparecen filtrándose entre galerías y conductos hasta volver a aparecer. Una escena que impresiona vista desde el mirador y en el que podemos hacernos unas fotografías espectaculares.

A escasos metros llegamos al final del recorrido, “La Pradera de Aigualluts” a 2.044 metros de altitud. Un entorno exultante de belleza en el que disfrutaremos de la compañía de Patos y una increíble panorámica del Aneto. Allí nuestros perros pueden correr, bañarse en el río y sentir bajo sus patas la hierba fresca, lugar mágico que te impronta para siempre fantásticos recuerdos.

El Pirineo, un lugar ideal para ir con tu mascota

La ruta no es circular, por lo que al volver deberemos desandar todo el recorrido. Nosotros optamos por descender hasta el “Llano de la Besurta” y allí coger el autobús PetFriendly que nos bajó hasta “Llanos del Hospital”. Hulk y Django subieron sin problema a la bodega del autocar, que está perfectamente adaptada y acondicionada para perris.

Para todos los Petlovers que tengáis la oportunidad de viajar al Valle de Benasque y concretamente al Parque Natural de Posets y Maladeta estoy segura de que un viaje así junto a vuestros peludos no os dejará indiferente. No hay mayor satisfacción en un viaje, que el disfrutar de un entorno maravilloso con ellos y verlos descubriendo olores, sabores, texturas, sonidos, explorando y rastreando en su medio natural.

Fotos y texto: Sit and Plas

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*