Oropesa: un viaje a la Edad Media

Viajar a Oropesa es como viajar a la Edad Media. Sus calles, sus edificios, su ambiente y, sobre todo, su castillo nos invitan a imaginar cómo era esta población en la época medieval y cuántos hechos históricos tuvieron lugar en esta zona de La Mancha, fronteriza entre los dominios de cristianos y musulmanes en aquellos años.

La villa de Oropesa es el centro de la comarca toledana de La Campana de Oropesa. Su origen es romano, ya que surge como asentamiento para vigilar el camino entre las dos Talaveras, y a lo largo de la historia ha tenido una gran importancia política y civil que atestiguan las construcciones civiles y religiosas que en ella encontramos.

El castillo de Oropesa, insignia de esta villa toledana. Foto: Turismo de Castilla La Mancha

El castillo de Oropesa, insignia de esta villa toledana. Foto: Turismo de Castilla La Mancha

Quizá los vestigios más conocidos e importantes de Oropesa son los musulmanes. Encontramos una clara presencia árabe en los restos del Castillo de Oropesa, el trazado de sus calles y en algunas leyendas.

Además de éstos, también encontramos monumentos religiosos y civiles de gran relevancia como la plateresca Nuestra Señora de la Asunción, la iglesia de San Bernardo, el Convento de la Misericordia o el Convento de los Franciscanos.

Otros edificios a destacar, por la importancia que han tenido a nivel político y/o civil, son el Palacio de los Condes de Oropesa, la casa natal del Beato de Orozco, el Palacio de Doña Elvira y los ayuntamientos.

El Castillo de Oropesa, monumento insignia de la villa

De entre todos los monumentos y edificios emblemáticos que encontramos en Oropesa, destaca sobremanera su castillo, visible desde la distancia. Declarado monumento en el año 1926 y actualmente Parador de Turismo, es uno de los castillos mejor conservados de la provincia de Toledo y, desde él, podemos contemplar unas espectaculares vistas de la Sierra de Gredos.

Castillo de Oropesa. Foto: Turismo de Castilla La Mancha

Castillo de Oropesa. Foto: Turismo de Castilla La Mancha

En realidad, si hablamos del Castillo de Oropesa, hablamos de dos fortalezas en una: el castillo viejo, de origen árabe y parcialmente conservado, con torres circulares en las esquinas, y el Palacio de los Álvarez de Toledo, condes de Oropesa, con una escalinata de piedra única en España. Esta construcción es del siglo XV y fue restaurado en el siglo XX para adecuarlo a su nuevo fin de Parador Nacional de Turismo “Virrey de Toledo”.

El Castillo de Oropesa es visitable, tanto su interior como su interior.

Las Jornadas Medievales de Oropesa

Otro de los principales turísticos de Oropesa son sus Jornadas Medievales, declaradas Fiesta de Interés turístico Regional y celebradas cada mes de abril (sin coincidir con la Semana Santa). Cada año, reciben más de 30.000 visitantes y tienen su origen en tiempos de Alfonso XI, quien concedió a la villa el privilegio de celebrar un mercado en ese mes.

Su principal atractivo es el espectáculo del Rescate de la Princesa, pero en las Jornadas Medievales de Oropesa también encontramos puestos, actuaciones, pasacalles, bufones, competiciones, talleres, torneos a caballo, música en vivo, acróbatas, malabaristas, domadores de serpientes, arqueros, cetrería…

Dónde comer en Oropesa (Toledo)

En pleno corazón de Oropesa (Toledo), encontramos el Mesón de Carlos. Ubicado en la céntrica plaza del Navarro, es un lugar ideal desde el que iniciar nuestro recorrido por la villa para conocer su gran riqueza monumental.

Mesón de Carlos, en Oropesa (Toledo)

Mesón de Carlos, en Oropesa (Toledo)

El Mesón de Carlos os permitirá degustar los platos  y productos típicos de la zona en cada una de las estaciones del año, en un ambiente relajado. No dejéis de probar algunas de sus especialidades más destacadas como su revuelto “Duelos y Quebrantos”, su Potaje de Vigilia, sus Judiones con Perdiz o su Codillo al Horno.

Qué ver en los alrededores de Oropesa

En las cercanías de Oropesa encontramos también otros enclaves y/o actividades turísticas de interés. Por ejemplo, os recomendamos visitar Torralba de Oropesa, otro de los doce municipios de esta comarca, de gran belleza arquitectónica y a poco más de 100 kilómetros de la ciudad de Toledo. Recibe su nombre de una torre blanca que existe en las inmediaciones y de él destaca, sobre todo, su iglesia y su antiguo hospital.

Otra población a visitar es Lagartera, tanto por su Museo Municipal Marcial Morero Pascual (con su exposición de cerámica, pintura, dibujo y trajes típicos), como por su fiesta del Corpus Christi, declarada de Interés Turístico Regional en el 2007, en la que sus calles se decoran, se erigen altares y se pueden contemplar sus magníficos y característicos bordados.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*