Málaga ¡Cómo nos gustas!

En la provincia de Málaga se distinguen varias zonas con paisajes muy diferentes, desde La Costa del Sol hasta la Serranía de Ronda pasando por El Valle del Abdalajís, los Montes de Málaga y la Axarquía.

En la extensa franja costera con la que cuenta la provincia, 150 kilómetros, se sitúan casi sin límite de continuidad municipios turísticos tan afamados como Benalmádena, Estepona, Fuengirola, Málaga, Marbella, Rincón de la Victoria, Torremolinos, Torrox, Nerja y Vélez-Málaga.

Puesta de sol en Marbella. Fuente.

Puesta de sol en Marbella. Fuente.

Playa de Estepona. Fuente.

Playa de Estepona. Fuente.

En el interior, la riqueza paisajística y monumental es muy destacable y así la provincia cuenta, por un lado, con pueblos como Casares, Ronda, Antequera y Archidona y por otro, con el Torcal de Antequera, los Parques Naturales de Sierra de las Nieves, de los Montes de Málaga, Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama y el Paraje Natural Acantilados de Maro-Cerro Gordo.

La oferta turística malagueña es una de las más completas de Andalucía, contando con un alto porcentaje de campos de golf sobre el total andaluz, con más de una decena de puertos deportivos, con posibilidades infinitas para disfrutar de actividades al aire libre y con una extensa planta hotelera.

Existe una Málaga milenaria, la conformada por su casco antiguo, la Alcazaba, el Teatro Romano, o sus plazas como la de la Merced, donde nació Pablo Picasso, la del Carbón y la del Obispo, que se funde con una más moderna, con jardines como el de la Finca de la Concepción o con centros de investigación y desarrollo empresarial co­mo el Parque Tecnológico. La oferta cultural de Málaga gira en torno a Pablo Ruiz Picasso, con el Museo Picasso y la Casa Museo dedicada al artista malagueño, pero también se extiende a su rica oferta museística. Entre los principales museos malagueños hay que destacar el Museo Catedralicio, el de Arte Sacro, el Museo de Artes y Costumbres Populares, el Museo Municipal, el Centro de Arte Contemporáneo, el Museo Taurino «Antonio Ordóñez», el Museo Flamenco Juan Breva, el Museo Acuario Aula del Mar y el Museo Casa de Muñecas.

Los pescados y mariscos frescos son los protagonistas indiscutibles de la sabrosa cocina malagueña en platos como la cazuela de fideos, los espetos de sardinas, el arroz a la marinera y los boquerones victorianos, además, por supuesto, del ajoblanco con uvas, el gazpacuelo o la sopa malagueña. Todo acompañado por el vino moscatel de la tierra.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*