Llanes, la villa asturiana que mejor conserva su pasado medieval

En plena costa oriental de Asturias, hoy os proponemos una escapada a Llanes, la villa asturiana que mejor conserva su pasado medieval. Así lo atestigua su monumental casco antiguo, declarado Conjunto Histórico Artístico, en el que el ambiente (y la arquitectura) medieval están más que presentes.

Muchos son los atractivos turísticos que encontramos en esta villa asturiana, empezando por sus playas y continuando por la famosa escultura “Los Cubos de la Memoria” del artista vasco Agustín Ibarrola, y las casonas de indianos, tan características de esta zona de Asturias. Sin embargo, hoy queremos destacar el pasado medieval de Llanes y todos los monumentos que, a día de hoy, siguen dando testimonio de ello.

Qué ver en Llanes, la villa asturiana que mejor conserva su pasado medieval

Si hablamos de qué ver en Llanes en relación a su pasado medieval, la primera parada está más que clara: sus murallas. Las murallas de Llanes son las segundas más largas de esta época que encontramos en el norte de España. Si queremos tener una buena perspectiva de ellas, el mejor lugar para conservarlas en nuestra memoria (o en fotografía) es la playa del Sablón.

Muralla medieval de Llanes, siglo XIII. Foto: Turismo de Llanes

Muralla medieval de Llanes, siglo XIII. Foto: Turismo de Llanes

Además de varios restos dispersos por varias zonas de Llanes, que hallaremos incrustados total o parcialmente en construcciones más modernas, el tramo de muralla medieval mejor conservado de esta villa asturiana es el paño norte. En cuanto al resto de fragmentos de muralla dispersos por Llanes, destacaremos por ejemplo el ubicado en el muelle, donde podremos ver cómo una casa apoya su galería superior en un torreón.

La muralla data del siglo XIII, en el que Llanes recibió su fuero de independencia, y del que datan algunas de las construcciones medievales más importantes de esta villa asturiana. En aquella época, la muralla se extendía por un perímetro de 840 metros, tenía forma cuadrangular y cuatro puertas principales.

Las cuatro puertas de la villa medieval de Llanes eran: al este, la puerta de San Nicolás, la única cuyas llaves guardaba el gremio de mareantes, en lugar del juez o el alcalde de la municipalidad; al oeste, la puerta de la Villa, llamada así por ser la principal; al sur, la puerta de Los Remedios, sobre la que había una capillita en honor a esta Virgen, también conocida coloquialmente como puerta del Llegar por ser la entrada para quienes arribaban a Llanes por el este, y al norte, la puerta Del Castillo. Además de estas cuatro, había otras puertas pequeñas o postigos para evitar tener que abrir las puertas principales.

Torreón medieval del siglo XIII. Foto: Turismo de Llanes

Torreón medieval del siglo XIII. Foto: Turismo de Llanes

El segundo elemento de la villa medieval de Llanes en importancia es el Torreón, también del siglo XIII. Éste, que en su día fue concebido como un torreón defensivo, pasó después a ejercer como prisión y, en la actualidad, alberga la Oficina de Turismo de Llanes. Se trata de una torre de planta circular, que fue declarada Monumento Nacional en el año 1876.

Otros monumentos que ver en el Llanes medieval

Además de la muralla y el torreón, en Llanes encontramos otros monumentos significativos que dan muestra, en mayor o menor medida, del pasado medieval de esta villa asturiana. Es el caso, por ejemplo, de la Basílica, ubicada casi en el centro de la muralla, en la plaza de Cristo Rey.

La Basílica de Llanes es una iglesia gótica que se edificó sobre un templo anterior, del que aún quedan algunos restos como las ventanas geminadas del ala oeste. Fue construida entre los siglos XIII y XV y, en su interior, destacaremos el altar mayor construido en Italia y el retablo mayor, del siglo XVI, con motivos platerescos. Se cree que fue construida por los vecinos de Llanes y, desde 1973, cuenta con el título de Basílica Menor.

Basílica de Llanes. Foto: Turismo de Llanes

Basílica de Llanes. Foto: Turismo de Llanes

Otro punto de interés es la Capilla de la Magdalena, ubicada en la Plaza de la Magdalena y levantada sobre anterior que, se supone, sería la primitiva iglesia parroquial del siglo XIII. Si bien mantiene su estructura de nave única y puerta de arco apuntado, ha sufrido varias remodelaciones al verse afectada por dos incendios.

La otra capilla a resaltar es la Capilla de Santa Ana, que encontraremos rodeando la muralla por el exterior de la misma. De nave única y cuadrada, data del siglo XV y cada 26 de julio, día de Santa Ana, esta capilla acoge una Salea o procesión en barco en su honor. En su interior, podremos ver un magnífico retablo del siglo XVII recientemente restaurado.

Por lo que respecta a edificaciones civiles, destacaremos la Casa de Juan Pariente (la más antigua de Llanes, en la calle Mayor, donde durmió Carlos V en septiembre de 1517); el Palacio de Gastañaga o Antigua Casa de Ribero (de las estructuras más antiguas, del siglo XIV, y uno de los pocos ejemplos de palacio de traza medieval que restan en todo Asturias); el Palacio de Posada Herrera (junto a la Basílica, actualmente sede de la Casa de Cultura de Llanes, de finales del siglo XVII y principios del XVIII); la Casa del Cercau (conjunto palaciego renacentista, cerrado en parte por la muralla medieval), y el Palacio de los Duques de Estrada. Este último, en su parte norte coincide en su cierre con la muralla medieval y aún podemos ver las ruinas de un antiguo palacio barroco del XVII incendiado en época de Napoleón.

Plaza de Santa Ana, en Llanes. Foto: Turismo de Llanes

Plaza de Santa Ana, en Llanes. Foto: Turismo de Llanes

Finalmente, merece una mención especial la Plaza de Santa Ana, ya que es uno de los rincones de esta población que mejor conserva el ambiente de la Llanes medieval. En ella, encontramos la Capilla de Santa Ana, el Palacio de Gastañaga y la Casa de la Ballena, en la que despedazaban y subastaban estos animales tras ser pescados por los marineros de la villa. Pero, además, en su suelo empedrado, podremos ver una línea de losas negras que señala el antiguo trazado de la muralla medieval, así como la ubicación de la antigua Puerta de San Nicolás.

Dónde dormir en el Concejo de Llanes

Si queremos conocer Llanes y recorrer los vestigios de su aún palpable pasado medieval, os recomendamos alojaros en Bocarreru I y II. Se trata de dos casas rurales situadas a apenas 15 kilómetros de Llanes, en Belmonte de Pría. En ellas, podréis descansar y disfrutar de la tranquilidad y el encanto de la costa oriental asturiana, ya que la playa de Guadamía y los bufones de Pría están a apenas 1 kilómetros.

Dónde dormir en Llanes: Bocarreru I y II

Dónde dormir en Llanes: Bocarreru I y II

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*