Las ventajas del deporte en la naturaleza

Aunque uno no se da cuenta hasta que se para pensar en ello, son muchas las ventajas que reporta practicar un deporte directamente en la naturaleza. Tanto por los beneficios físicos para el cuerpo del deportista, las ventajas psicológicas relacionadas con el bienestar de la mente o algo tan simple y a la vez importante como la ampliación de las relaciones sociales, se trata de una larga lista de la cual esto es solo un resumen de los puntos más importantes.

Beneficios físicos: lo mejor para el cuerpo

Entre los beneficios físicos que podemos encontrar, se incluyen todos los que implica la práctica del deporte y, además, la ventaja de hacerlo al aire libre, en un entorno limpio de contaminación. Esto permite al cuerpo la eliminación del cuerpo de las toxinas habituales, encontradas en los grandes núcleos de concentración urbanos, mediante la limpieza de los pulmones y la re-oxigenación de la sangre.

Otra de las ventajas físicas en la mayor parte de los deportes al aire libre es que, según recientes estudios realizados, las articulaciones del cuerpo humano, principalmente, de las piernas hacia abajo, sufren mucho menos en los movimientos por superficies de tierra, que al hacerlo en superficies asfaltadas o de cemento.

turismo activo

Beneficios psicológicos: paz para la mente

Como beneficios psicológicos tenemos que el entorno natural, especialmente, cuando se trata de turismo rural, ayuda a prevenir y mejorar las situaciones de estrés. Por no haber masificaciones ni entornos ruidosos, el silencio habitualmente sólo es roto por sonidos de animales o de la propia naturaleza, cosa que, como es bien sabido, fomenta la relajación corporal y mental del individuo.

Por otra parte, muchos de los deportes incluidos en el turismo activo hacen sentir al deportista violentas emociones, ante las cuales, el cuerpo humano segrega una gran cantidad de adrenalina, lo cual equivale, psicológicamente, a un desahogo que no suele ser posible en la vida cotidiana de este.

Vivir unas vacaciones en una casa rural en un paraje alejado del día a día, conjugando la tranquilidad propia del entorno rural con las emociones de las actividades de turismo activo es una experiencia totalmente relajante y recomendada para olvidar las rutinas y preocupaciones de la vida cotidiana.

casa rural

Beneficios sociales: ampliar horizontes

Los cambios del entorno por unos días, no sólo son buenos psicológicamente hablando, sino también desde el punto de vista social. Permiten al individuo conocer otras maneras de vivir y relacionarse con personas diferentes de aquellas con las que habitualmente cohabita, en especial si hablamos de turismo rural, ampliando así, tanto horizontes mentales, como círculos sociales, pues nada impide realizar nuevas amistades a la vez que se practica un nuevo tipo de deporte. Además, los casos de alojarse en una casa rural o practicar turismo activo, ofrecen la posibilidad de encontrar gente con nuestros mismos gustos y preferencias.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*