La Laguna de Gallocanta y el Festival de las Grullas: un must del turismo ornitológico

El turismo ornitológico es cada vez más común. Si te gustan las aves y disfrutas observándolas, la Laguna de Gallocanta y el Festival de las Grullas son una visita obligada. No solo por la gran cantidad y variedad de aves que allí se dan cita, sino también por el despliegue de color y el espectáculo natural que podrás presenciar.

Reserva Natural de la Laguna de Gallocanta. Foto: Red Natural de Aragón

Reserva Natural de la Laguna de Gallocanta. Foto: Red Natural de Aragón

Encontramos la Laguna de Gallocanta entre las provincias de Zaragoza y Teruel, a caballo entre las comarcas de Daroca y el Jiloca. Además de por su interés faunístico, la laguna destaca por ser el mayor humedal salino de la Península Ibérica y presume de ser el mejor conservado del Occidente de Europa.

Por si fuera poco, cuenta con dos reconocimientos: el de Humedal de Importancia Internacional (según el Convenio RAMSAR) y el de Reserva Natural.

Las grullas, elemento distintivo de la Laguna de Gallocanta

En cualquier caso, si por algo es famosa la Laguna de Gallocanta es por las impresionantes (y vistosas) concentraciones de grullas que en ella tienen lugar cada año entre los meses de noviembre a marzo. No en vano, Gallocanta es una parada cuasiobligatoria para la mayor parte de las grullas europeas que realizan su viaje migratorio por la ruta occidental. Para que os hagáis una idea más aproximada, en la Laguna de Gallocanta se han llegado a registrar más de 14.800 en una sola jornada.

Pero el verdadero espectáculo en Gallocanta llega al anochecer. Es entonces cuando las grullas llegan masivamente a la laguna y dan lugar a un verdadero espectáculo audiovisual.

Además, dos veces al año, se celebra en la Laguna de Gallocanta el Festival de las Grullas, el momento de reunión por excelencia de los aficionados al turismo ornitológico. Este evento, creado en 1999 por la asociación Amigos de Gallocanta, tiene lugar el primer fin de semana del mes de noviembre y el primer fin de semana del mes de febrero y, en torno a él, se llevan a cabo numerosas actividades de educación ambiental, conservación del medioambiente y cultura tradicional. En el mes de febrero, además, también se entrega el galardón de “Grullero mayor” como reconocimiento por labores de conservación y/o divulgación medioambiental.

Qué visitar en la Laguna de Gallocanta y sus alrededores si te gusta el turismo ornitológico

Laguna de Gallocanta

Laguna de Gallocanta

Una visita imprescindible en la Laguna de Gallocanta es su Centro de Interpretación, en la carretera que une Tornos  y Bello. Allí, además de un audiovisual y una exposición permanente sobre las grullas, las aves acuáticas, la sal y otros aspectos del humedal; podréis recabar información de paseos y excursiones, aprender datos prácticos para acercaros a las aves sin molestarlas, así como contemplarlas desde su observatorio con prismáticos y catalejos.

Muy interesante es también la ruta circular en torno a la Laguna de Gallocanta, que la rodea especialmente por la zona periférica de protección, y en la que los amantes del turismo ornitológico encontrarán varios puntos de gran interés.

Os gustará visitar, por ejemplo, la Torre-Observatorio del Cañizar, desde la que podréis contemplar los Lagunazos de Tornos; la Fuente de los Haces; el Área Recreativa de Gallocanta; el Observatorio de Los Aguaranes; la Ermita de la Virgen del Buen Acuerdo y su mirador, el mejor lugar para ver miles de grullas en dirección a los dormideros de la laguna en los atardeceres otoñales; el Observatorio de Los Ojos, desde donde podremos observar el paraje de Los Ojos y la mayor diversidad faunística de esta zona; así como el Observatorio de La Reguera, con su Torre Observatorio desde la que contemplar la desembocadura de La Reguera, la fusión de agua salada y agua dulce y un sector de la Laguna de Gallocanta reconocido como reserva de aves acuáticas.

Otros lugares de interés turístico en las inmediaciones de Gallocanta

Más allá del interés faunístico y del gran espectáculo visual de las aves de Gallocanta, en las proximidades de la laguna encontramos otros lugares de gran interés para el visitante, independientemente de que sea aficionado a la observación de aves o no.

De entre ellos, el más cercano es el Castillo de Berrueco, ubicado en el pueblo del mismo nombre. Puede decirse que es una visita obligatoria si acudes a ver la laguna, ya que junto al castillo de Berrueco encontraremos un magnífico mirador desde el que tendremos una vista incomparable tanto de la Laguna de Gallocanta, como de la cuenca endorreica en que ésta se encuentra y de las montañas circundantes.

También muy cerca de Gallocanta se encuentra la población de Daroca que bien amerita una visita, así como el Monasterio de Piedra, otra de las joyas turísticas de Aragón.

Dónde dormir en los alrededores de la Laguna de Gallocanta

En la propia localidad de Gallocanta, muy cerca de la laguna y por tanto en una ubicación inmejorable para visitarla y para asistir al Festival de las Grullas, encontramos un alojamiento excepcional. Se trata de La Laguna y la Buhardilla, una casa rural con capacidad para cinco personas, completamente equipada y con un precioso jardín privado y bodega (en este caso, con capacidad para hasta 22 personas y alquilable independientemente de la casa).

Casa Rural La Laguna y la Buhardilla, en Gallocanta

Casa Rural La Laguna y la Buhardilla, en Gallocanta

En sus inmediaciones, gracias a su ubicación privilegiada, podréis realizar también múltiples actividades de turismo activo como senderismo, paseos en bici, escalada en las hoces del río Piedra… y, por supuesto, observación de aves en Gallocanta y alrededores.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*