La Ruta del Cares, ideal para descubrir los Picos de Europa

La Ruta del Cares es una ruta de 12 kilómetros que transcurre por el Parque Nacional de los Picos de Europa. Una magnífica oportunidad para conocer este entorno natural incomparable, que se puede realizar en 3 ó 4 horas caminando, y cuya dificultad es moderada, aunque se califica como “media” dado que transcurre entre altos acantilados.

Ruta del Cares. Foto: Vive Picos de Europa

Ruta del Cares. Foto: Vive Picos de Europa

El Cares es un río que nace en las Fuentes de Freñana, entre dos puertos, los de Pandetrave y Panderrueda. La Ruta del Cares discurre por la “Garganta Divina” de este río, entre las localidades de Poncebos, en Asturias, y Caín, en la provincia de León. Es imposible abandonar la ruta en un punto intermedio del recorrido, por lo que es habitual el “intercambio de llaves” o la búsqueda de otras alternativas (como hacerlo de la mano de empresas turísticas especializadas) para evitar tener que recorrer la ruta en ambos sentidos de forma consecutiva.

La llamada “Garganta Divina” es, en realidad, el nombre con el que se conoce al desfiladero del río Cares. La ruta, escarpada y entre montañas, era originalmente un camino de cabras que se amplió para transportar agua y, posteriormente, para abastecer de materiales a la central hidroeléctica de Poncebos. Hoy en día, es recorrida cada año por varias decenas de personas.

La Ruta del Cares, de Caín a Poncebos

Si partimos de la población leonesa de Caín, a lo largo de la Ruta del Cares atravesaremos varios túneles excavados en la roca y cruzaremos dos puentes. El primero de los puentes que cruzaremos será el Puente de los Rebecos, metálico y de estilo militar, bajo el que podremos ver el antiguo puente de madera, conocido como Puente de Trescamara.

El segundo puente a atravesar es el del Bolín, tras el cual llegaremos a Culiembro y alcanzaremos la mitad del recorrido. Desde aquí hasta el final de la ruta, tendremos ocasión de contemplar bellos paisajes: hayedos, nogales, grandiosas cumbres, las aguas verdes del río Cares, águilas y buitres volando libres, las cabras y los rebecos trepando por las rocas…

El final de la ruta nos ofrece una cierta pendiente para, después, descender poco a poco hasta llegar a Poncebos.

Foto: Vive Picos de Europa

Foto: Vive Picos de Europa

La Ruta del Cares, de Poncebos a Caín

Si nos decantamos por recorrer la Ruta del Cares desde la localidad asturiana de Poncebos hacia la castellana de Caín, entraremos en la Garganta del Cares en dirección sureste. Poco después, a unos 600 metros, encontraremos una bifurcación en la que tomaremos el sendero que atraviesa el Puente de Jaya y, de ahí, el camino hacia la derecha que nos lleva al desfiladero del Cares.

Cuando llevemos recorridos unos dos kilómetros y medio, nos encontraremos con el tramo más abrupto de esta ruta con varias subidas y bajadas, aunque sin grandes desniveles ni pendientes pronunciadas.

Cruzaremos el río Cares por el Puente del Bolín, de unos 60 metros, y construcción reciente, tras ser destruido el anterior (el Puente de Trea) por una roca en 1944. Apenas unos 400 metros después, volveremos el cruzar el río Cares, esta vez por el Puente de los Rebecos, y seguiremos caminando hasta llegar a Caín.

Algunos consejos extra para realizar la Ruta del Cares

Dado que se trata de una ruta de montaña, es muy importante extremar las precauciones y estar atentos a posibles desprendimientos de roca. Por ese motivo, se recomienda caminar cerca de la pared de la montaña.

Otros consejos útiles serían: llevar agua y comida para reponer fuerzas durante el camino, no beber agua ni del canal ni del río, no lanzar piedras al río, llevar ropa de abrigo y calzado de montaña, cuidar del entorno y respetar a los animales, llevar un teléfono móvil y que los niños vayan acompañados de un adulto.

Ruta del Cares, en 4×4 interpretativa

Además, entre las diferentes opciones para hacer la Ruta del Cares, te recomendamos una muy interesante que consiste en complementarla con una Ruta 4×4 interpretativa. Es un servicio que ofrecen desde Vive Picos de Europa y que resulta muy interesante ya que complementa el recorrido a pie en una de las direcciones, con una ruta en 4×4 de la mano de un guía interpretativo.

Ruta del Cares, en 4x4 interpretativa. Foto: Vive Picos de Europa

Ruta del Cares, en 4×4 interpretativa. Foto: Vive Picos de Europa

Por ejemplo, si os alojáis en Cangas de Onís o en Arriondas, la mejor opción es realizar primero la ruta en todoterreno hasta Caín, realizando paradas en las que el guía os irá mostrando y explicando los distintos puntos de interés de los Picos de Europa. La ruta se realiza en unas 4 horas y media y, después, podréis realizar la ruta desde Caín a Poncebos caminando. ¡Y allí os recogerán para llevaros de regreso a vuestro alojamiento!

No obstante, si preferís hacer la ruta desde Poncebos a Caín, también es posible. Podréis ir en vuestro coche hasta allí, dejarlo aparcado y realizar caminando la ruta hasta Caín. En este caso, el todoterreno de Vive Picos de Europa os recogerá al llegar a Caín y, desde allí, realizaréis la ruta interpretativa de regreso hasta Poncebos, donde os espera vuestro vehículo.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*