La Ruta de los Piratas

Hace unos días hablamos de 10 playas de España que constituían un tesoro para los amantes de la costa. Uno de esos tesoros es el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar en Almería al que le dedicamos una líneas.
Puesto que nos quedamos con ganas de más, hoy te proponemos una aventura: la «Ruta de los Piratas».

Cabo de Gata. Amanece en el Arrecife De Las Sirenas. Fuente.

Cabo de Gata. Amanece en el Arrecife De Las Sirenas. Fuente.

El porqué de la denominación tiene su origen en los bereberes y piratas y sus incursiones marítimas en esta zona del Cabo de Gata. El objetivo era reponer   fuerzas en los manantiales de agua dulce del lugar y disfrutar del cobijo de las aldeas ubicadas en esta parte de la costa para después seguir conquistando territorios. Debido a las contínuas incursiones encontramos hoy castillos y torres de vigilancia usados en su momento por los habitantes de estas aldeas que procuraban por todos los medios no ser avasallados.

Si te decides a vivir la aventura te recomendamos que hagas la ruta en coche pues tiene un recorrido de 20 km y en algunos trozos el único camino posible es la misma carretera. El tramo final antes de llegar a la cala San Pedro no es accesible en coche. Recomendación: aparca ahí tu coche y camina unos 2.5 km. También puedes alquilar un barco. Esta es sin duda unas de las mejores maneras de conocer el parque.

Los Escullos es el punto donde comienza la Ruta de los Piratas. No te pierdas el Castillo de San Felipe. Debes visitar esta fortaleza restaurada y disfrutar de la preciosa duna fósil. Aquí encontrrás uno de los lugares con las aguas más cristalinas de Cabo de Gata.

Isleta del Moro. Fuente.

Isleta del Moro. Fuente.

Sigue hasta la Isleta del Moro. Este es un pueblo pesquero cuyo nombre responde a las continuas ocupaciones realizadas por los piratas berberiscos. Es un pueblo tranquilo que ofrece un pescado delicioso. Si te gusta la tradición, debes visitar la Isleta del Moro cuando se celebra «El desembarco Pirata». Es una fiesta lúdica en la que disfrutan mayores y pequeños disfrazados para recrear las disputas que en su momento vivieron piratas y soldados.

Siguiendo la carretera ALP-826 hacia Rodalquilar encontrarás el Balcón de la Amatista, un punto donde deleitarte con los acantilados del Parque.

Una vez en Rodalquiar, sede administrativa del Parque Natural de Cabo de Gata, puedes pasear y vivir la tradición minera que aún se respira en el ambiente y cuyo origen se encuentra en la Edad Media. Los piratas también tenían importantes intereses en estos recursos mineros.

Una vez visitada esta localidad, debes dirigirte a las Negras. Encontrarás un desvío hacia El Playazo. Pasarás junto a la fortaleza más valiosa de Cabo de Gata por ser la más antigua, La Torre de las Alumbres. Esta torre se encuentra justo entre el pueblo y la playa donde embarcaban el mineral. Ahí almacenaban la Alumbre de las incursiones piratas. En esta playa se halla el magnífico Castillo de San Ramón. Una construcción hecha sobre roca que sin pereza alguna se adentra en el mar.

Cabo de Gata. Fuente.

Cabo de Gata. Fuente.

Por último, dirígete al último núcleo urbano de esta ruta, Las Negras. Este era el cobijo de los berberiscos durante un tiempo. Se les acabó la seguridad con la construcción de la batería de torres vigía de Cabo de Gata.

En la Cala de San Pedro, donde habrás llegado andando o en barco, verás un castillo que en su momento se usó como vivienda para un regimiento que custodiaba la fuente de agua dulce que tiene esta cala y, a la vez, se utilizaba como cárcel.

Ahora es tu turno: vívelo, disfrútalo y mándanos fotos de la experiencia etiquetándonos para poner los dientes largos a nuestros seguidores.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*