La Rioja Alavesa: tierra de cultura, naturaleza y exquisitos vinos.

En el sur de la provincia de Álava, en el País Vasco, nos encontramos con la denominada oficialmente Cuadrilla de Laguardia-Rioja Alavesa, una de las siete comarcas de la provincia, más conocida por su nombre corto: Rioja Alavesa.

Viajar a esta comarca es abrir tu mente y poner a punto todos los sentidos: vista, oído, tacto, olfato, y sobre todo gusto, mucho gusto. Ya no sólo destaca la belleza de sus campos, del discurso del río Ebro y de la sierra, el aire puro impregnado de los aromas de las flores, o la tranquilidad y la paz que se respira en cada rincón, sino fundamentalmente la riqueza gastronómica y la exquisitez de sus vinos.

La cultura del vino predomina en esta región, lo cual se hace evidente en el gran número de bodegas, enotecas y museos que la pueblan. Su amplia y exquisita producción, de innegable calidad, es supervisada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja, lo cual otorga a estos vinos una importancia y un prestigio a nivel mundial.

Esta relevancia se ha materializado en la creación de una ruta llamada Ruta del Vino de Rioja Alavesa, punto fundamental para todo aficionado y amante del turismo enológico. Su punto de partida es la capital de la comarca, Laguardia, desde la cual se inicia un recorrido en coche de aproximadamente 1 hora, por todas las bodegas de Rioja Alavesa que se encuentran en la orilla izquierda del río Ebro, pasando por pueblos como Samaniego, Lanciego, Elvillar, y Labarca, hasta finalizar en Elciego. Este itinerario no está formado sólo por bodegas, sino que se complementa con museos y restaurantes que proporcionan mayor conocimiento e información. Sin duda, una oportunidad única y excelente para degustar estos maravillosos vinos y disfrutar al mismo tiempo del bello entorno natural de la zona.

La guinda para tu escapada rural en Álava la ponen los numerosos ejemplos de patrimonio artístico y arquitectónico, como el Dolmen de la Chabola de la Hechicera, el estanque celtibérico de Laguardia, las murallas de Labraza de Oyón, las de Salinillas de Buradón, así como las villas y las preciosas iglesias que salpican el territorio.

Si además eres un amante de la naturaleza, es de visita obligada el complejo lagunar de Laguardia, biotopo protegido situado en pleno centro de la comarca, en el cual podrás observar la maravillosa flora y fauna local, realizar rutas de senderismo y bicicleta, y disfrutar de unos paisajes naturales de una belleza espectacular.

Esta zona pone todo lo que necesitas a tu disposición: naturaleza, gastronomía, cultura, historia, y los mejores vinos locales. Una oportunidad única que puedes complementar alojándote en una de las preciosas casas rurales de Rioja Alavesa, convirtiendo así tu escapada en una auténtica experiencia rural.

Share

Un comentario

    Trackbacks

    1. […] Viajar a esta comarca es abrir tu mente y poner a punto todos los sentidos: vista, oído, tacto, olfato, y sobre todo gusto, mucho gusto.  […]

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *