La isla de Formentera: playas y otras visitas imprescindibles

Conocida por sus playas de arena blanca y fina y sus límpidas aguas, la isla de Formentera tiene mucho más que ofrecer al visitante. Hacemos un repaso por sus playas, al tiempo que te contamos qué ver en la isla de Formentera.

Playas en la isla de Formentera

En los 69 kilómetros de costa con que cuenta la isla de Formentera encontramos paisajes de gran belleza, ya sean playas o acantilados. En cualquier caso, y como sabemos que para la gran mayoría de quienes llegan a la isla, sus playas y calas son una parte fundamental de la visita, os traemos una selección de las mejores playas de la isla de Formentera.

La más conocida de todas ellas es, sin duda, la playa de Ses Illetes, al norte de la isla. Forma parte del Parque Natural de Ses Salines, por lo que es necesario pagar una tasa para acceder a ella, pero merece la pena. Se trata de una de las playas más emblemáticas de todas las Baleares y destaca por su belleza. El contraste de su arena fina y blanca con la claridad de sus aguas te maravillarán.

Otra playa que merece la pena destacar es la Cala Saona, de 140 metros de longitud y 120 metros de anchura. Está rodeada por un denso bosque de pinos que, combinados con sus arenas blancas y finas, y sus aguas puras y cristalinas conforman un conjunto que algunos no dudan en calificar como la playa más bonita de toda Formentera por el color turquesa que reflejan sus aguas.

También de arena fina y aguas cristalinas, merece una mención la playa de Els Arenals. Con casi 3.000 metros de longitud y 30 metros de anchura, se encuentra muy cerca de la población de El Caló de Sant Agustí.

Playa de Migjorn, en la isla de Formentera. Foto: Illes Balears

Playa de Migjorn, en la isla de Formentera. Foto: Illes Balears

Pero, si lo que buscamos es tranquilidad y una playa para pasear y descansar, la mejor opción la encontramos al sur de la isla. La Playa de Migjorn es la más larga de Formentera y ocupa gran parte del sur de la misma. Su nombre deriva del viento que sopla del sur (misma orientación de la playa) y el mejor momento para disfrutarla es cuando el viento sopla del norte y el mar está en calma. Al ser la mayor playa de la isla, en ella encontraremos menos densidad de gente y, por tanto, más espacio para pasear y para descansar. Además, una pasarela recorre toda esta parte sur de la isla, lo que nos brinda una magnífica oportunidad para caminar contemplando el bello ecosistema dunar que nos rodea sin estropearlo.

Qué ver en la isla de Formentera

No obstante, como os decíamos antes, más allá de las playas de ensueño de Formentera, en la isla encontramos otros muchos lugares de interés para el visitante. Esta es nuestra selección de los imprescindibles que ver en la isla de Formentera:

El Parque Natural de Ses Salines

Lo mencionamos al hablar de la playa de Ses Illetes. Este parque natural se ubica entre las islas de Ibiza y Formentera y es un espacio natural protegido. En él, además de la playa de Ses Illetes, encontraremos paisajes irrepetibles y un rico ecosistema en el que habitan diversas especies animales y vegetales endémicas de las Pitiusas.

El Faro de la Mola

Faro de la Mola, en Formentera. Foto: Turismo de Formentera

Faro de la Mola, en Formentera. Foto: Turismo de Formentera

Una de las estampas más conocidas de la isla, ubica en su punto más alto. Es también el faro más antiguo y más importante de Formentera. Fue construido por orden de la reina Isabel II sobre un acantilado de unos 120 metros de altura y es un lugar ideal desde el que contemplar el amanecer sobre el mar. Por la noche, además, alumbra de forma casi mágica su extremo de la isla.

El Mirador de Formentera

Vistas desde el mirador de Formentera. Foto: Turismo de Formentera

Vistas desde el mirador de Formentera. Foto: Turismo de Formentera

Parada obligatoria para todo aquel que recala en la isla de Formentera. Desde este mirador, en la parte más elevada de Formentera, tenemos unas impresionantes vistas de toda la isla y podremos ver sus dos costas (norte y sur) al mismo tiempo y el istmo de Formentera. Es impresionante ver que, si el mar subiera de nivel, la isla de Formentera quedaría dividida en dos. Como también lo es el contraste entre los verdes pinos y el mar intensamente azul. Aquí, la luz varía en función de la hora dando lugar a distintos matices en cada momento del día.

Este es también un lugar perfecto para observar las mareas y el oleaje y, en función de ello, decidirnos por una playa u otra para pasar la jornada.

La isla de S’Espalmador

Al norte la isla, la isla de S’Espalmador es visible ya desde antes de llegar al Puerto de la Savina y forma parte también del Parque Natural de Ses Salines. Se trata de un pequeño islote, de apenas 2925 metros de longitud y 800 metros de anchura, con un paisaje puramente mediterráneo y de propiedad privada. Ubicado entre las islas de Ibiza y Formentera, está más cerca de esta última y se le considera el paisaje más paradisíaco de las islas Pitiusas.

Vista de la isla de S'Espalmador. Foto: Illes Balears

Vista de la isla de S’Espalmador. Foto: Illes Balears

Normalmente se accede a él mediante una travesía en barco privado, ya que si bien se podría llegar caminando (eso sí, con el agua al cuello) durante los días de mar calma, está prohibido debido a su peligrosidad. En la isla encontramos dos playas (Racó de S’Alga y Sa Torreta), ambas nudistas, y una extensa laguna de barro en su centro (en la que está prohibido bañarse por cuestiones de salud).

El Faro del Cap de Barbaria

Es el punto más meridional de la isla de Formentera y uno de los más fotografiados, especialmente por los aficionados al cine, ya que apareció en la portada y en alguna de las escenas más míticas de la película “Lucía y el Sexo”. El origen de su nombre (Cabo de Berbería) apunta probablemente a ser el más cercano a las costas africanas de toda la isla.

A diferencia del Faro de la Mola, el mejor momento para inmortalizarlo es el ocaso, ya que aquí podremos contemplar una de las mejores puestas de sol de todo el Mediterráneo. Además, en días claros, podremos ver en el horizonte la Península Ibérica, a unos 100 kilómetros de distancia.

El faro preside un acantilado vertical, en este caso de unos 100 metros de altura sobre el mar, y está rodeado de un bello paisaje árido. Muy cerca encontramos dos puntos de gran interés turístico: la Torre des Garroveret (una de las torres defensivas frente a los piratas) y la Cova Foradada (o ‘cueva horadada’, a través de la que accedemos por un agujero y que conduce a un balcón sobre el mar).

El Molí Vell

En la isla de Formentera encontramos varios molinos, construcciones sencillas y antiguas, que dan testimonio de la importancia que tuvieron durante décadas para la alimentación de sus habitantes. Actualmente, son seis los que quedan en la isla, pero solo uno de ellos es visitable: el Molí Vell o Molino Viejo que es también uno de los mejor conservados no solo de Formentera sino del Mediterráneo. Fue construido en 1778 y fue uno de los últimos en funcionamiento de la isla. En su interior, unas escaleras nos conducen por sus entrañas para conocer sus engranajes y su funcionamiento.

La Torre des Pi des Catalá

Tras su restauración, se convirtió en la primera torre defensiva de Formentera cuyo interior es visitable. Data del siglo XVIII, se encuentra muy cerca de la playa de Migjorn y está declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de monumento. Un buen ejemplo de arquitectura militar que sufrió una gran agresión hace años (una abertura en su planta baja) que ahora sirve de acceso a los visitantes.

Dónde dormir en la isla de Formentera

Si vamos a visitar la isla de Formentera, lo mejor es alojarnos en la propia isla para poder recorrerla con calma y descubrir cada uno de sus rincones. Para ello, os recomendamos el complejo de viviendas Es Tarongers y Es Rosers, ubicado en la localidad de Sant Francesc de Formentera.

Dónde dormir en la isla de Formentera: Es Tarongers y Es Rosers

Complejo turístico Es Tarongers y Es Rosers, en la isla de Formentera

A solo 200 metros de la playa de Migjorn y muy cerca, por tanto, de la Torre des Pi des Catalá, es un punto de conexión magnífico para visitar las principales poblaciones de la isla de Formentera y sus diferentes atractivos turísticos. Además, dispone de todas las comodidades e, incluso, de su propio supermercado.

Share

Un comentario

  1. Qué preciosidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*