Escapada romántica por León

casa-rural-leon

La provincia de León es uno de los destinos más recomendables a los que viajar si buscamos pasar un par de días haciendo una escapada en un entorno idóneo para descansar y disfrutar de la naturaleza y la historia.

Rutas de turismo por León

Las casas rurales de León tienen una atmósfera idónea para el recogimiento en pareja y el turismo rural en León es una excelente opción para disfrutar de una gastronomía única y pasear por los entornos naturales de los que León presume o visitar pequeños pueblos con un encanto especial, que parecen retrotraernos hasta un pasado en el que las dos Castillas peleaban por hacerse con la soberanía de las tierras españolas o se aliaban contra los embites de pueblos extranjeros.

Una de las rutas más interesantes que podemos realizar gracias al turismo rural en León es la visita a las médulas, vestigios de los que en su día fue una inmensa cantera de oro en la que los emperadores romanos obtuvieron grandes riquezas y que dieron lugar a la fundación de lo que hoy se conoce como León, capital hoy de la comunidad autónoma y antiguo enclave de la Legio VII que controlaba y protegía todas estas tierras.

Una visita romántica especial

Pero si lo que de verdad queréis es disfrutar de un fin de semana romántico en alguna de las casas rurales de León, uno de los lugares que no debéis dejar de visitar es Astorga, con una arquitectura muy interesante, como el Palacio episcopal diseñado por Antoni Gaudí.

También es parada obligatoria acudir a algún restaurante de la plaza y disfrutar del tradicional cocido maragato, sobre todo los días de invierno.

Y es que León es bonito en todas las épocas del año, pero en los meses de invierno parece que se encuentra en su mejor momento, cuando el ambiente invita a alojarse en una casa rural, encender la chimenea y disfrutar de un hermoso fin de semana en un ambiente cálido y acogedor mientras, por ejemplo, fuera está nevando y nosotros observamos la preciosa estampa con una copa de buen vino tinto de la tierra y una velas encendidas, mirando por la ventana abrazados junto al fuego.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*