El Valle de Cayón, arte románico y naturaleza

Hoy os proponemos una visita al Valle de Cayón, uno de los valles pasiegos de Cantabria, repleto de historia, de arte y de naturaleza. Quizá su nombre no os suene, pero es un lugar digno de visitar, de recorrer, de descubrir.

Aquí, en la comarca del Pas-Pisueña, en el límite norte de los valles pasiegos, encontramos un destino de excepción para los apasionados del arte románico y de la naturaleza. En estas tierras, que fueron antaño señorío de los Garcilaso y del Marqués de Santillana, y de las que existen menciones desde el siglo IX, encontramos además uno de los municipios que tomaron parte en las Juntas de Puente San Miguel, en las que se constituyó la provincia de Cantabria en el siglo XVIII: Santa María de Cayón.

Ayuntamiento de Santa María de Cayón. Foto: Valles Pasiegos

Ayuntamiento de Santa María de Cayón. Foto: Valles Pasiegos

Santa María de Cayón es un municipio muy rico en monumentos, compuesto a su vez por varias poblaciones. En concreto, son nueve los pueblos que conforman Santa María de Cayón en la actualidad: San Román, Lloreda, Totero, La Encina, Santa María, La Penilla, Esles, Argomilla y La Abadilla.

Además de algunas de las mejores representaciones del románico en la zona, la mayoría de estos pueblos aún conservan algunos de los tradicionales molinos harineros que tan comunes eran en el valle allá por el siglo XVIII. No obstante, los monumentos más destacados del municipio son, sin duda, sus iglesias parroquiales y el conjunto urbano de Esles.

El conjunto urbano de Esles se compone de numerosos caseríos e incluye un cementerio altomedieval, ubicado en torno a la ermita de San Vicente, el mismo lugar en el que en el siglo IX fue fundado el monasterio de San Vicente de Fístoles. Aún se conserva un buen número de tumbas, algunas de ellas incluso en el interior de la ermita.

En cuanto a las joyas del románico que podemos encontrar en Santa María de Cayón, destacan la iglesia parroquial de Santa María, del siglo XII; la de San Andrés, también del siglo XII, en Argomilla, y la ermita de San Miguel de Carceña, también románica, pero del siglo XIII.

La iglesia de Santa María de Cayón fue el primer edificio de la población y, en torno a él, se fue formando todo el núcleo urbano que, por tanto, acabó tomando también de él su denominación. Se sitúa a principios del siglo XII, aunque fue modificada posteriormente, y es una magnífica iglesia románica a orillas del río Pisueña. En ella, destaca la altura de la construcción y se caracteriza por su gran espadaña, ya gótica, y su portada con arquivoltas casi sin decoración. Otra verdadera joya, tanto por dentro como por fuera, es su ábside románico.

En cuanto a la iglesia de San Andrés de Cayón, se ubica en Argomilla y parte de una abadía existente del siglo XII. Se trata de una de las iglesias más antiguas de España, con fábrica de sillería, por dentro y por fuera, muy similar a la de Santa Juliana, ubicada en Santillana. Declarada Bien de Interés Cultural, conserva muchos elementos del románico como el ábside, separado de la nave por un arco con bellos capiteles historiados, además de una veintena de sarcófagos de los siglos XI a XIII.

Iglesia de San Andrés de Cayón, en Argomilla.

Iglesia de San Andrés de Cayón, en Argomilla.

Finalmente, la ermita de San Miguel de Carceña se ubica en La Penilla, otra de las poblaciones de Santa María de Cayón. Si bien es una construcción también románica, del siglo XIII, en ella podemos ya encontrar elementos de transición con el gótico. De reducidas dimensiones, en torno a ella existe una importante leyenda según la cual dos pastores, al observar a un toro escarbando en dicha ubicación, descubrieron allí enterrada una imagen de San Miguel que habría sido enterrada por los cristianos que huían de la invasión de los agarenos.

Otros templos que os recomendamos visitar en las inmediaciones son: la iglesia de San Cipriano en Esles, así como un buen número de ermitas; o las iglesias de San Juan Bautista (del siglo XVIII) y de Santa Lucía, en Lloreda de Cayón, donde también destaca la ermita de San Vicente y el barrio antiguo de la Agüera.

Rutas por el Valle de Cayón

Además de la “ruta del románico por el Valle de Cayón” de la que os acabamos de hablar, en este valle cántabro tenemos otras muchas opciones interesantes para hacer turismo si, en lugar de monumentos, preferimos descubrir espacios naturales.

Por poner solo algunos ejemplos de entre las rutas por el Valle de Cayón existentes, mencionaremos las de El Hayal de Esles, San Miguel de Carceña, El Monte Alto del Cagigal, De Lloreda a Esles, Las Fuentes del Suscuaja o El Manantial de San Jacinto.

Dónde dormir en el Valle de Cayón

Si vamos a visitar el Valle de Cayón, ya sea para conocer sus joyas del arte románico, para recorrer el maravilloso entorno natural o hacer senderismo, os recomendamos alojaros en Los Nuberos. Ubicado en Santa María de Cayón, el albergue está rodeado de abundante vegetación y cuenta con su propio restaurante-asador en el que podrás degustar la cocina hecha en horno de leña.

Albergue Los Nuberos, en Santa María de Cayón (Cantabria).

Albergue Los Nuberos, en Santa María de Cayón (Cantabria).

En Los Nuberos encontrarás todas las comodidades y las mejores instalaciones para todo tipo de turistas y actividades. Además, se encuentra muy cerca de lugares tan interesantes de visitar como el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, Puente Viesgo, Torrelavega o Santander.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*