Descubriendo la Costa da Morte

La Costa da Morte es un geodestino con unas vistas impresionantes, lleno de lugares y paisajes que merece la pena visitar y recorrer pausadamente, dentro de la tendencia de ‘slow tourism’ cada vez más extendida. Así, les invitamos a recorrer la costa coruñesa con nosotros, dejarse conquistar por sus playas, sus poblaciones, su naturaleza y sus monumentos.

Cabo Fisterra, en la Costa da Morte

Cabo Fisterra, en la Costa da Morte. Foto: Turismo de Galicia

Recibe su nombre del gran número de naufragios ocurridos en la zona y tiene su origen en el Cabo Fisterra, el “Finis Terrae” (o fin del mundo) de los romanos, y abarca las poblaciones de Cabana de Bergantiños, Camariñas, Carballo, Carnota, Cee, Coristanco, Corcubión, Dumbría, Fisterra, A Laracha, Laxe, Malpica de Bergantiños, Mazaricos, Muxía, Ponteceso, Vimianzo y Zas.

La Costa da Morte es una agreste franja costera en la que encontramos una riqueza paisajística y natural espectacular: playas inmensas (Carnota, O Rostro, Baldaio), acantilados, rías (Corcubión, Lires, Camariñas, Corme e Laxe)… Pero también fuertes corrientes y temporales.

No obstante, además de las maravillas naturales que alberga, la Costa da Morte también tiene mucho que ofrecernos a nivel etnológico y monumental. Destacaremos, por ejemplo, santuarios mágicos como el de la Virxe da Barca, los hórreos gigantes de Carnota y Lira, el museo de encaje de Camariñas o el Cementerio de los Ingleses, cerca de Cabo Vilán, en el que están enterrados los marinos del Serpent, naufragado en sus costas en el año 1890.

Desde la Costa da Morte a la ciudad de A Coruña

Si vamos a visitar la Costa da Morte, una vez finalizado el recorrido por esta famosa costa coruñesa, no podemos dejar de acercarnos a la capital, A Coruña, una ciudad marinera que conquista a todo aquel que la visita.

Los atractivos turísticos de A Coruña son muchos, desde las playas en pleno centro de la ciudad hasta la magnífica Torre de Hercules, sin olvidar su Paseo Marítimo, desde el que tendremos unas vistas incomparables de la costa coruñesa.

En la ciudad vieja de A Coruña son de visita obligada: la Plaza de María Pita, en la que encontraremos la modernista Casa Consistorial; la iglesia de Santiago (románica, del siglo XII con elementos de los siglos XIV y XV); la plaza de Azcárraga, la Colegiata de Santa María (de los siglos XII a XV), el Museo de Arte Sacro, la Plaza y Convento de Santa Bárbara, así como el romántico Jardín de San Carlos, en el que encontraremos un magnífico mirador sobre la ciudad.

Torre de Hércules, en A Coruña

Torre de Hércules, en A Coruña. Foto: Turismo de Galicia

En cualquier caso, fundamental en toda visita a A Coruña es la Torre de Hércules, el único faro romano en todo el mundo que aún sigue en funcionamiento. De principios del siglo II, su exterior fue reformado en el año 1791 y alberga un parque escultórico con personajes legendarios tanto de la torre como de la ciudad. Muy cerca de ella, encontraremos también el Aquarium Finisterre, otra visita obligada tanto por las especies que alberga como por los paisajes marinos que desde él podremos admirar.

Si bien la lista podría continuar y continuar, terminaremos nuestras recomendaciones con los Jardines de la Real Maestranza (con sus antiguos cañones de defensa y sus impresionantes vistas de la ciudad), la playa de Orzán que llega hasta el estadio de Riazor (desde donde tendréis una panorámica de lujo de la Torre de Hércules y el Obelismo del Millennium); los edificios modernistas de la avenida Rubine, la plaza de Pontevedra y la calle Juan Flórez; la recién renovada plaza de abastos de la Plaza de Lugo, y los Cantones de Méndez Nuñez.

Por supuesto, otro elemento turístico con entidad por sí mismo es la gastronomía, de la que destacaremos los pescados y mariscos que arriban cada día a su puerto; sin olvidar no obstante la gran calidad de su carne y las empanadas, quesos y vinos de la zona.

Dónde dormir para visitar la Costa da Morte

Una opción magnífica para alojarse si vamos a iniciar un recorrido por la Costa da Morte es la localidad de Cee, muy cerca de Finisterre. Entre sus muchos atractivos, destacaremos las playas de Gures, Estorche, A Concha, Caneliñas, Lires e Illote; el Pazo do Cotón, del siglo XVIII; la Ermita de San Pedro Mártir, las iglesias de Santo Adrián de Toba y Santa María da Xunqueira; el Castelo do Príncipe (fortaleza del siglo XVIIII sobre un saliente rocoso frente a otro Castillo, el del Cardenal, que se ubica al otro lado de la costa), y la Colección visitable Fernando Blanco de Lema.

Cabañas de Lires, en Cee (A Coruña)

Cabañas de Lires, en Cee (A Coruña)

Por lo que respecta a alojamientos, os recomendamos las Cabañas de Lires, que cuentan con su propio parque infantil y una pequeña granja que harán las delicias de los más pequeños; y en las que además podréis degustar cenas caseras y desayunos campestres.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*