De turismo por Andorra: Sant Juliá de Lória

Hoy traspasamos fronteras y nos vamos de turismo por Andorra, concretamente hasta la parroquia de Sant Juliá de Lória. Aquí encontramos paisajes de gran belleza y los terrenos de menor altitud de todo el Principado de Andorra (si bien, la cota no sobrepasa los 1.000 metros de altura).

Sant Juliá de Lória. Foto: Turisandorra

Sant Juliá de Lória. Foto: Turisandorra

Encontramos Sant Juliá de Lória en el vértice septentrional del triángulo conformado por Andorra. La parroquia está comunicada con su vecina España (La Seu está a solo 8 kilómetros del paso aduanero) y se trata de una zona con temperaturas más templadas e inviernos menos duros que el resto del país.

La capital de la parroquia, también llamada Sant Juliá de Lória, se encuentra a poco más de 900 metros de altitud, en el margen derecho del río Gran Valira. Este cauce de agua puede atravesarse por el Puente de la Fontaneda para llegar al Puig d’Olivesa, un promontorio de unos 100 metros de altura en cuya cima se ubica la Capilla de Sant Meteu, una de las más antiguas del Principado de Andorra.

De turismo por Andorra: qué ver en Sant Juliá de Lória

La ciudad de Sant Juliá de Lória es una ciudad moderna, en todos los sentidos. A nivel monumental, en ella encontraremos pocos edificios de considerable antigüedad, pese a lo cual os recomendamos visitar tranquilamente sus calles y reparar en algunos edificios y elementos arquitectónicos de interés.

Uno de ellos es la Fuente de Els Cóms, un interesante ejemplo de arquitectura urbana que data del año 1866 y consta de un arco central, construido alrededor de una antigua piedra de molino, del que salen dos elementos que vierten agua en una pila.

Otra fuente que merece ser contemplada en detalle es la de la Plaza Francesc Cairat. En este caso, se trata de una fuente más moderna, que data de los años 1974-1975, diseñada por Sergi Mas Balaguer y realizada por Josep Rodríguez Lapaz. Hecha en canto rodado y hierro forjado, la base representa al narciso de los poetas, la flor del Principado de Andorra, y cuenta con seis puntas, una por cada parroquia existente entonces. En la parte superior de la fuente, vemos varias hojas de laurel realizadas en hierro forjado (en este caso, símbolo de la parroquia de Sant Julià de Lòria).

Casa Comuna de Sant Juliá de Lória. Foto: Comú de Sant Juliá de Lória

Casa Comuna de Sant Juliá de Lória. Foto: Comú de Sant Juliá de Lória

Además de estas dos fuentes, otra edificación interesante es la Casa Comuna, sede del Ayuntamiento. Inaugurada en octubre de 1927, hasta el año 1965 albergó también los sistemas educativos del Instituto Religioso de la Sagrada Familia en dos idiomas: francés y español.

Continuaremos nuestro recorrido por lo que hay que ver en Sant Juliá de Lória en la Plaza Calonge, que recibió su nombre con motivo del hermanamiento de ambas ciudades en el año 2006. Aquí veremos un busto de mujer sin cabeza con cara de mujer esculpida en relieve en la parte inferior del busto. Representa a la diosa Clío, musa de la historia y de la poesía heroica en la mitología griega, y es obra de Josep María Subirachs.

En lo relativo a las edificaciones religiosas, la más importante de Sant Juliá de Lória es la iglesia de Sant Juliá y Sant Germá, de la que destaca especialmente su campanario del siglo XI. Dicho campanario es el elemento más importante que se contempla del templo antiguo. Es románico, de torre cuadrada y se ubica en el costado de tramontana de la iglesia.

Museo del Tabaco, en Sant Juliá de Lória. Foto: Comú de Sant Juliá de Lória

Museo del Tabaco, en Sant Juliá de Lória. Foto: Comú de Sant Juliá de Lória

Finalmente, si hablamos de patrimonio industrial, destacaremos dos construcciones en Sant Julià de Lória: el molino, cuya explotación era subastada anualmente por el Ayuntamiento, y el Museo del Tabaco. Este segundo es un edificio de principios del siglo XX que, entre los años 1909 y 1957, funcionó como fábrica de tabacos. Ahora, reconvertida en museo, el visitante tiene la oportunidad de realizar un paseo multimedia a través de la fábrica y conocer a fondo los procesos de trabajo, la manufactura de los productos y su comercialización.

De turismo por Andorra: otros puntos turísticos de interés en la Parroquia de Sant Juliá de Lória

Más allá de los diferentes edificios y elementos arquitectónicos mencionados en la capital de Sant Juliá de Lória, en el resto de la parroquia encontramos también puntos de gran interés para el visitante.

Foto: Parque de aventuras Naturlandia

Foto: Parque de aventuras Naturlandia

El primero de ellos, ideal para el turismo familiar, es el parque de aventuras Naturlandia. Situado en la zona de La Rabassa, a entre 1.600 y 2.000 metros de altura, el parque está rodeado por más de 800 hectáreas de bosque. Tanto en verano como en invierno, en él se llevan a cabo numerosas actividades, tanto de naturaleza, como deportivas, lúdicas, pedagógicas y de ocio.

En lo relativo al turismo cultural, no podemos dejar de mencionar la iglesia de Sant Sení de Nagol. De estilo románico, está ubicada en el cruce de dos valles y es una de las iglesias más excepcionales de este estilo que podemos encontrar en los Pirineos. En ella, podemos contemplar también los primeros bocetos pictóricos del románico andorrano.

De turismo por Andorra: Itinerario La Rabassa – La Peguera

Como forma de conocer a la perfección esta zona de Andorra os recomendamos también este itinerario turístico de unos 20 kilómetros de duración. A lo largo de él, tendréis ocasión de conocer otros edificios y parajes naturales que os maravillarán.

La ruta arranca en la plaza Laurédia de la ciudad de Sant Juliá de Lória. Desde allí, nos dirigiremos hacia la población de Juberri. El primer punto de interés que encontraremos, poco después de ver un cartel de madera que indica “Casc Antic” es el pequeño pueblecito de Auvinyà. En realidad, más que un pueblo, es en realidad una urbanización construida en el año 2006. Eso sí, ambientada como un pequeño pueblo o castillo medieval, por lo que constituye una parada curiosa y recomendable para los turistas. La iglesia de Auvinyà, dedicada a San Ivo también recuerda a las iglesias románicas del Pirineo. Además, desde aquí tendremos unas vistas realmente impresionantes de las viñas.

Iglesia de Auvinyà. Foto: Comú de Sant Juliá de Lória

Iglesia de Auvinyà. Foto: Comú de Sant Juliá de Lória

Desde aquí, si regresamos a la carretera de La Rabassa hasta Juberri, pasaremos junto a la iglesia románica de Sant Esteve de Juberri. Muy cerca, apenas a 200 metros continuando por la calle del Bosc, os recomendamos visitar los Jardines de Juberri. Cuidados al detalle, en ellos podremos pasear entre esculturas de personas y animales, fuentes y reproducciones a escala reducida de las iglesias románicas de Andorra. Desde los jardines, tendremos también unas vistas espectaculares del valle de Sant Juliá de Lória.

Continuando camino, llegaremos hasta la Capilla de Sant Cristóbol de Rabassa y al bosque de Rabassa. Ya en el cruce de las carreteras de Rabassa y La Peguera, atravesaremos el bosque de La Peguera, cerca del cual hay varias fuentes de interés, además del acceso a Naturlandia.

Ya bajando por la carretera de La Peguera, contemplaremos un paisaje eminentemente agrícola y las Bordas de Peguera (cabañas agrícolas en las que se guardaban herramientas, paja, estiércol y ganado, y que actualmente se usan en su mayoría como casas de campo).

Finalmente, ya de camino hacia Aixirivall, tomaos un momento para deteneros en el mirador del Coll de la Plana y, posteriormente, conocer el pueblo de Aixirivall. Se trata de la población con más habitantes de Sant Juliá de Lória en la que no podemos perdernos el Casco Antiguo, la Plaza Mayor, el abrevadero de ganado, la iglesia de Sant Pere y la antigua escuela.

De turismo por Andorra: Senderismo en Sant Juliá de Lória

En los alrededores de la ciudad de Sant Juliá de Lória, encontramos amplias posibilidades para realizar rutas de senderismo de distintos niveles y duraciones. De entre ellas, una de las más conocidas y con mayor afluencia es la Vía Ferrata Tossal Gran D’Aixovall.

Esta vía ferrata, actualmente en obras, es de nivel fácil, se extiende por unos 150 metros de distancia y cuenta con un desnivel de unos 40 metros. Se trata de una vía corta y urbana, a pie del río Gran Valira y de acceso libre. Está orientada al este y asciende por las paredes del Tossal Gran. Cuenta, además, con una variante de mayor dificultad.

Dónde dormir en Sant Juliá de Lória

Si estás de turismo por Andorra y vas a visitar la ciudad de Sant Juliá de Lória y el resto de la parroquia del mismo nombre, una opción fantástica para alojarte es el Hotel Peralba. Situado entre montañas, en la población de Aixovall, y a solo cuatro kilómetros de Andorra la Vella es una opción fantástica para descansar y alojarse si quieres hacer turismo por esta zona de Andorra.

De turismo por Andorra: Hotel Peralba

De turismo por Andorra: Hotel Peralba

El hotel dispone de calefacción, televisión, wifi, baño privado, cafetería con dardos, mesa de billar, futbolín, restaurante y aparcamiento gratuito. En el propio alojamiento, podréis adquirir entradas para visitar los principales lugares de interés y estaciones de esquí de las inmediaciones.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*