Vive una experiencia de llena de aventura en Guadalajara

Guadalajara es una de esas provincias perfectas para desconectar de la rutina y del día a día. Además de su larga tradición histórica y cultural, posee un patrimonio natural de gran belleza que podrás disfrutar al máximo alojándote, por ejemplo, en una de las maravillosas casas rurales de Sierra Norte de Guadalajara, realizando todo tipo de actividades de aventura. No dejes pasar la oportunidad de pasar unos días lejos del estrés de la gran ciudad, anímate a descubrir los rincones más bellos de la geografía española que te ofrecen todos estos parajes naturales protegidos, entre los que destacan sus tres Parques Naturales.

El Parque Natural de la Sierra Norte fue declarado como tal recientemente en 2011. Se extiende por la parte noroccidental de la provincia, y debido a sus diferentes condiciones climáticas, existen en él diferentes tipos de flora y fauna. Dentro de este Parque se encuentran integrados otros espacios protegidos como la Reserva Fluvial del río Pelagallinas, el Macizo del Pico del Lobo-Cebollera y el Hayedo de Tejera Negra.

Este último es una auténtica joya del patrimonio natural de Castilla-La Mancha, siendo uno de los hayedos más importantes de Europa. Es un paraje ideal en el que parar y dejarse sorprender por la belleza de sus paisajes y sus contrastes.

Declarado Parque Natural un poquito antes que el anterior, en 2003, El Barranco del Río Dulce se encuentra en el norte de Guadalajara, siendo parte de la parte más occidental del Sistema Ibérico. Es aquí donde el desaparecido Félix Rodríguez de la Fuente rodó sus más que añorados documentales sobre naturaleza, en cuyo honor se bautizó con su nombre el mirador de la localidad de Peregrina. Llaman la atención en este Parque sus sorprendentes formaciones rocosas, los abrigos, los escarpes laterales y fluviales que provocan la formación de cascadas; la variedad de especies vegetales y animales, algunas en peligro de extinción como el águila perdicera, que conforman ecosistemas únicos en la Península. Además, si quieres conocerlo acerca de este precioso entorno, podrás acceder a toda la información en el centro de Interpretación de la Naturaleza.

El espacio protegido más grande la comunidad de La Mancha, y el tercero a nivel nacional, es el Parque Natural Alto Tajo, declarado en 2000. Es el lugar perfecto para disfrutar de la más absoluta calma y de los paisajes más impresionantes, con numerosos hoces fluviales y formaciones arcillosas que crean un perfil muy particular. Este parque es el lugar más adecuado para realizar tus actividades multiaventura. Podrás descender en canoa o kayak por las aguas del Tajo o, si te apetece algo más tranquilo, practicar senderismo por algunas de las rutas ofrecidas por la Diputación de Guadalajara, realizar paseos a caballo y rutas en bicicleta de montaña, quads y vehículos 4×4 y recorrer así diferentes parajes con encanto de la zona.

Además de estos tres Parques Naturales, existen otros parajes naturales que no te dejarán indiferente, como las Lagunas de Puebla de Beleña, las Microrreservas de los Cerros Margosos de Pastrana y Yebra, los Cerros Volcánicos de La Miñosa, las Cuevas de la Canaleja en Abánades y de los Murciélagos en Zaorejas, y la Reserva Ornitológica de Azuqueca de Henares, entre otros muchos, donde practicar también otras actividades como montañismo o escalada en los picos de La Cebollero, La Buitrera o Pico Ocejón, actividades acuáticas en los embalses de Entrepeñas, Buendía, Bolarque, Alcorlo, y parapente y ala delta en La Muela, el mejor lugar de España para su práctica.

Anímate igualmente a descubrir la cultura, tradiciones, gastronomía y el buen vino de esta zona, que harán las delicias de tu escapada rural en Guadalajara.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*