7 faros para no perder el norte

Los faros con el paso del tiempo han visto transformada su función principal, aunque muchos de ellos continúan alumbrando el camino de los navegantes. Sin embargo, algunos han terminado convirtiéndose en alojamiento, otros en lugares de interés turístico o simplemente en un añadido del paisaje frecuentado por cazadores de atardeceres.

Da igual que el día sea gris, azul oscuro, acompañe el naranja del atardecer o la luz de la luna, el paisaje en el horizonte con un faro como protagonista siempre invita a soñar, y lo que es aún mejor, te invita a viajar.

España, gracias a su gran extensión de kilómetros de costa, deja en su camino innumerables faros. Faros en desuso o faros que no descansan nunca, siempre con la intención de traer de regreso a aquellos cuyo oficio transcurre durante intensivas jornadas en el mar.

7 faros para ser deslumbrado

Déjate deslumbrar por la luz y descubre algunos de los increíbles rincones de nuestro país a través de sus faros. Después de este artículo desearás visitarlos todos. ¡Toma nota!

1. Faro de Finisterre, A Coruña.

Por lo menos una vez en la vida debes acercarte a uno de los puntos donde según muchos comienza o termina el mundo: el Faro de Finisterre, o también llamado Fisterra. Actualmente este faro es uno de los lugares más visitados de Galicia, y es que muchos de los peregrinos, después de varios días de ruta y tras conseguir el objetivo de llegar a Santiago de Compostela, guardan fuerzas suficientes para visitar este lugar y contemplar el increíble paisaje.

El faro, atento ante las adversidades del clima característico del Océano Atlántico, avisa a los navegantes de los posibles peligros. En su momento este lugar fue el epicentro de grandes desastres, ya que los naufragios eran numerosos, es por ello probable que en tu camino encuentres numerosas cruces, huellas de las vidas perdidas en el pasado.

El Faro de Finisterre fue alzado en 1853 y cuenta con una torre octogonal de 17 metros de altura.

Faro Fisterra, A Coruña, Galicia by Amaianos vía Flickr.

Faro Fisterra en A Coruña, Galicia by Amaianos vía Flickr.

2. Torre de Hércules, A Coruña.

Viajamos a la ciudad de A Coruña para ser impresionados por la Torre de Hércules, que con sus 55 metros de altura presume de ubicación estratégica frente al mar, además de ser el faro más antiguo del mundo.

La Torre de Hércules fue erigida en el Imperio romano. Aunque se desconoce la fecha exacta de su edificación, los expertos la sitúan entre mitad del siglo I o principios del siglo siguiente. Gran parte de la estructura que conserva es de entonces. A finales del siglo XVIII sufrió una restauración, cuyo finalidad fue actualizar el funcionamiento del alumbrado, además de otorgar mayor altura a la torre.

La Torre de Hércules está envuelta en historias y leyendas a lo largo del tiempo. Sin duda, un lugar que ha logrado mantenerse impasible a las diferentes etapas históricas, logrando ser siempre fiel al horizonte que cada día lo contempla.

Torre de Hercules en A Coruña, Galicia by Santi Villamarin vía Flickr.

Torre de Hércules en A Coruña, Galicia by Santi Villamarín vía Flickr.

3. Faro del Fangar, Tarragona.

El río Ebro viaja durante su recorrido por 7 comunidades autónomas comenzando desde Cantabria. El río da por finalizado su largo viaje justo en el preciso momento que se encuentra con el mar Mediterráneo. Esta unión tiene como resultado un paisaje de singular belleza: el parque natural del Delta del Ebro. Mágico lugar por varias razones: por sus playas, sus dunas, su vegetación, sus arrozales, su fauna, sus lagunas y por un rincón que capta la atención de muchos de sus visitantes: el Faro de Fangar.

Este faro es uno de los más modernos de la geografía española, ya que fue construido en 1972. Con 20 metros de altura es capaz de avisar con  antelación suficiente a aquellos barcos que circulan en las proximidades.

Aunque la juventud del actual faro puede llegar a sorprender, hay que señalar que en su lugar ya existió otro faro cuya estructura no logró soportar las inclemencias del tiempo.

Faro de Fangar en Delta del Ebro by Albert Torello vía Flickr.

Faro de Fangar en Delta del Ebro by Albert Torello vía Flickr.

4. Faro de Formentor, Mallorca.

Continuamos nuestra ruta por algunos de los faros de España para llegar hasta el Cap de Formentor, donde nos espera el fastuoso faro homónimo. Tras un recorrido de increíbles vistas y penetrantes paisajes de la sierra de Tramontana, entre vías laberínticas y de difícil acceso, llegamos hasta el Faro de Formentor. Solo por la perspectiva y la indescriptible sensación que vivirás en este lugar totalmente aislado, merecerá la pena haber hecho el trayecto a través de la estrechez de su carretera llena de curvas.

La construcción del faro no fue un camino de rosas para quienes dedicaron su vida a ello, ya que la carretera que existe en la actualidad aún no estaba construida, así que una de las cosas que más te impactarán es imaginar como pudo ser posible la edificación de tal faro en un lugar tan abrupto y remoto.

El faro fue inaugurado el 30 de abril de 1863, lo que supuso un avance en la señalización marítima del momento. El edificio cuenta con una altura de 22 metros y 210 metros sobre el nivel de mar.

Faro Fomentor, Mallorca by Thomas Wolf vía Cretaive Commons.

Faro Formentor en Mallorca by Thomas Wolf.

5.  Faro de la Mola, Formentera.

El Faro de la Mola está ubicado en la preciosa isla balear de Formentera. Este mágico emplazamiento cautiva a los amantes de los atardeceres convirtiéndolo en un lugar único.

El faro fue inaugurado en noviembre de 1861 y tampoco se recuerda la construcción como una labor fácil, ya que la vulnerabilidad de los materiales usados en la primera fase provocó el retraso de la edificación total.

Aunque hoy en día cuesta imaginar, hace varias décadas los faros eran gestionados y habitados por los fareros, quienes se encargaban del buen funcionamiento del mismo. Pues bien, en fechas de la II Guerra Mundial, el farero del Faro de la Mola rescató de las aguas a un joven piloto que acababa de sufrir un terrible accidente. Tras un acto totalmente altruista, el farero fue gratificado por el gobierno del país de origen del joven superviviente.

Faro de la Mola en Formentera by Shaorang vía Flickr.

Faro de la Mola en Formentera by Shaorang vía Flickr.

6. Faro de Cabo de Gata, Almería.

No puedes irte del parque natural de Cabo de Gata-Níjar sin visitar su faro, ubicado en las cercanías del arrecife de las Sirenas, un lugar lleno de belleza. El arrecife es el sitio elegido para los amantes del submarinismo y otros deportes acuáticos, además de los numerosos viajeros que atraídos por la naturaleza, lo visitan.

El Faro de Cabo de Gata está edificado sobre un acantilado de aproximadamente 50 metros de altura, sobre las ruinas de un castillo que en su momento allí se asentaba. El edificio fue inaugurado en 1863 y que con sus 18 metros de altura ilumina las oscuras noches de aquellos que navegan en aguas del Mediterráneo.

Faro Cabo de Gata en el P. N. Cabo de Gata by Gabriel Villena vía Flickr.

Faro Cabo de Gata en el P. N. Cabo de Gata-Níjar by Gabriel Villena vía Flickr.

7. Faro de Trafalgar, Cádiz.

Terminamos nuestro recorrido en la provincia gaditana, concretamente en Barbate, donde se localiza el cabo de Trafalgar y por supuesto el impresionante faro que allí se alza.

El lugar es famoso en la historia por la batalla de Trafalgar. El triunfo de los ingleses ante la flota franco-española dejó aguas llenas de barcos hundidos y cuerpos sucumbidos.

Este sitio es concurrido por los amantes de la fotografía, que esperan el momento perfecto para capturar la mejor instantánea del día.

La mejor forma para contemplar el monumental faro inaugurado en 1860 y que cuenta con 34 metros de altura, será desde la lejanía, donde podrás disfrutar del conjunto paisajístico que forman el faro, el mar y el horizonte.

Faro Trafalgar en Cádiz by Juan M. Molina vía Flickr.

Faro Trafalgar en Cádiz by Juan M. Molina vía Flickr.

Aquí da por finalizada nuestra ruta de faros para no perder el norte. Seguro que conoces otros interesante faros llenos de historia e historias, así que no dudes en compartirlo con nosotros.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*