21 pueblos de Palencia para amantes del románico

Hoy queremos hacer un repaso por varios pueblos de Palencia que todo amante del románico debe visitar. No en vano, la provincia de Palencia es la más rica en monumentos románicos de Europa y desarrolla una gran promoción de este arte. En cualquier caso, si bien hemos hecho una amplia selección de pueblos del románico palentino, la lista es casi interminable y podría ampliarse todavía más. ¿Os unís a nosotros en el recorrido?

Frómista

Es quizá la población más conocida del románico palentino, con permiso de Carrión de los Condes y Aguilar de Campoo. La iglesia de San Martín de Tours de Frómista, declarada Bien de Interés Cultural, es un imperdible para los amantes de la arquitectura y, más concretamente, del románico.

Arquetipo del románico, en su exterior destaca especialmente el cimborrio que, a diferencia de otras iglesias románicas palentinas, no es cuadrado sino octogonal. Sus fachadas muestran una gran sobriedad, contando únicamente con cierta decoración la fachada norte. Otro elemento a destacar, por su rareza dentro del románico, son las torres cilíndricas de los pies.

En el interior, destacamos tres elementos decorativos: la línea de taqueado jaqués que recorre todo el edificio a diferentes alturas, los capiteles y los canecillos.

San martín de fromista

Iglesia de San Martín de Tours en Frómista

Carrión de los Condes

Es la localidad más grande de Palencia por la que pasa el Camino de Santiago. Declarada Bien de Interés Cultural, la iglesia de Santa María de las Victorias y del Camino es una iglesia románica del siglo XII, si bien ha sufrido reformas posteriores. En ella destaca la bella portada de la Adoración de los Reyes Magos.

Otra iglesia reseñable es la de Santiago, también Bien de Interés Cultural y románica del siglo XII. En este caso, su portada recrea al Pantócrator y tetramorfos junto a los doce apóstoles.

Finalmente, el monasterio de San Zoilo, construido en el siglo X, conserva una portada románica del XI y da paso a una iglesia que conserva sepulcros románicos y góticos de hombres ilustres y de los famosos infantes de Carrión, de los que se dice que se casaron con las hijas del Cid Campeador. Es también Bien de Interés Cultural.

Pantócrator de Carrión de los Condes

Carrión de los Condes. Pantócrator

Aguilar de Campoo

Declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1966, a su entrada encontraremos las ruinas de la ya desaparecida iglesia de San Andrés, que se encontraba en la falda de la montaña, muy cerca del castillo. Solo se conservan la puerta de entrada y las cabeceras de los ábsides.

En el centro de la localidad encontraremos varios monumentos de románicos de interés: la Colegiata de San Miguel, la iglesia de Santa Cecilia y el monasterio de Santa María la Real. Además, para aprender más sobre el románico palentino, puedes visitar la Fundación Santa María la Real, que cuenta con diversas salas de exposiciones, audiovisuales y guías sobre el románico en el norte de Palencia.

 

Santa María de Mave

A tan solo 10 kilómetros de Aguilar de Campoo, el monasterio benedictino de Santa María de Mave es actualmente una hospedería. Su monumental iglesia románica se conserva en perfecto estado, apenas ornamentada pero muy elegante. Su portada bebe del estilo creado por el monasterio de San Andrés de Arroyo, del que también hablaremos. De su interior, cabe destacar una sencilla pila bautismal y un gran capitel reaprovechado.

 

Lomilla

A escasos kilómetros de Aguilar de Campoo, su iglesia de San Esteban es el paradigma del románico rural. De ella destacan su espadaña, el ábside semicicular con canecillos geométricos y figurados (entre los que merece especial referencia un personaje tocando un instrumento de viento) y la portada de mediopunto con arquivoltas lisas. Se trata de un modesto edificio de estilo tardorrománico, que resulta visible a amplia distancia y la instituye en una de las estampas más típicas del norte palentino.

 

Moarves de Ojeda

Su iglesia de San Juan Bautista es una de las mejores construcciones románicas de España, de estilo único en toda la provincia. En su fachada, destaca el friso en el que podemos observar junto a los doce apóstoles, la figura del Pantocrator de la que merecen especial mención los pliegues de sus vestiduras. Otros elementos de interés son los capiteles y la pila bautismal, en la que encontramos 14 figuras, correspondientes a Jesús y sus discípulos, entre los que aparece una figura con las manos hacia arriba, que algunos apuntan a que se trata de una mujer.

La otra iglesia de la localidad, la de San Pedro, conserva también algunos canecillos románicos.

Moarves de Ojeda

Exterior de Moarves de Ojeda

San Salvador de Cantamuda

A apenas 15 kilómetros de Cervera de Pisuerga, encontramos esta localidad en la parte más septentrional de la provincia de Palencia, cerca de la frontera con la de León. Fue fundada por Doña Elvira de Castilla entre finales del siglo XII e inicios del XIII.

Fue declarada Bien de Interés Cultural en 1993 y constituye una de las construcciones románicas más interesantes de la provincia, ya que conserva su estructura inicial, sin añadidos. Su elemento diferenciador es su enorme espadaña. Otra de sus joyas es la mesa del altar, que puede considerarse una pieza casi única en el románico español.

Iglesia de San Salvador de Cantamuda

San Salvador de Cantamuda

Villaconancio

La iglesia parroquial de San Julián y Santa Basilisa se comenzó a construir en el siglo XII y corresponde a un estilo románico tardío, del que se conserva su doble ábside. La actual iglesia es de 1905 a excepción de dicho ábside, que queda encubierto por bóvedas de ojiva de principios del siglo XIII. E

 

Olleros de Pisuerga

Es otra de las localidades en el entorno de Aguilar de Campoo. Especialmente conocida por su iglesia de los Santos Justo y Pastor, a la que se conoce popularmente como la catedral del arquitectura rupestre española (o basílica del eremitimo rupestre), ya que se conserva prácticamente intacta, fiel a su concepción original.

Excavada en la roca, sigue estando abierta al público. Su decoración es escasa pero su sencillez la dota de una gran belleza. Próxima al  santuario se conserva una torre del siglo XVII, a cuyos pies se conserva una cueva también excavada  que pertenece al mismo conjunto eremítico, así como una necrópolis alto medieval de tumbas antropomorfas.

Olleros de Pisuerga

Ermita de Olleros de Pisuerga. Exterior

Becerril del Carpio

A apenas tres kilómetros de Santa María de Mave, en él encontraremos tres templos parroquiales dignos de visita, cada uno de ellos en una puebla (barrio) diferente de Becerril del Carpio.

El primero de ellos es la iglesia de San Vicente, ubicada en la puebla del mismo nombre. La iglesia se conserva íntegra y su ábside es uno de los más elegantes y armoniosos del románico palentino.

El segundo es la iglesia de Santa María, en la puebla de Santa María. En este caso, la iglesia parroquial de origen románico ha sufrido numerosas modificaciones posteriores. Los capitales constituyen su elemento más interesante, así como la galería de cuatro arcos ciegos sobre capitales que encontramos en el muro sur del presbiterio. Destaca también la espadaña, cuyos capiteles están relacionados estilísticamente con los de Santa Cecilia de Vallespinoso, a la que también nos referiremos.

Finalmente, la iglesia de San Pedro, en la puebla homónima, conserva su primitiva parroquia medieval reformada en época tardogótica. Su elemento más destacable es la espadaña, aunque también llama la atención la inscripción bajo las ventanas que hace referencia a la fecha de construcción (1262), lo que viene a confirmar la pervivencia del románico ya avanzado el siglo XIII. En su interior, cabe destacar también una pila bautismal tardorrománica.

 

San Cebrián de Mudá

La iglesia de San Cornelio y San Cipriano fue un pequeño monasterio cedido al de Santa María la Real de Aguilar en el siglo XIII. Se trata de un edificio del románico tardío con cabecera gótica. En su interior, destacan las pinturas murales y el retablo mayor, además de varias pinturas de la Adoración a los Reyes y la Anunciación, esculturas de San Cipriano y herrajes góticos.

 

Vallespinoso de Aguilar

En Vallespinoso de Aguilar encontraremos, excavada en la roca, la ermita de Santa Cecilia, declarada Bien de Interés Cultural. En su portada encontraremos el que probablemente sea el único calendario agrícola en piedra que queda aún en Palencia. Otro elemento que la diferencia es su torre que, tras la restauración de 1958, se cerró con una falsa cúpula de cemento, lo que ha generado un gran debate en torno a su función.

En el interior también encontraremos elementos originales como el desnivel del ábside debido a la montaña en la que el templo se asienta. Pero, sobre todo, en el conjunto destaca un capitel vegetal de influencia andresina tallado con la técnica del trépano.

Vallespinoso de Aguilar

Vallespinoso de Aguilar

Santibáñez de Ecla

En su término municipal se encuentra el Monasterio de San Andrés de Arroyo, declarado Bien de Interés Cultural. Fundado por doña Mencía, hermana de doña Berenguela, fue ocupado desde el medievo por monjas bernardas del cister. Su iglesia es visitable. Destacan su bello claustro y la Sala Capitular, y el monasterio está considerado como uno de los más interesantes del románico del norte de Palencia.

Otro monumento destacable es la iglesia parroquial de San Juan, fechada en 1319, lo que la convierte en uno de los últimos templos románicos de Castilla.

San Andrés de Arroyo

Monasterio de San Andrés de Arroyo

Cervera de Pisuerga

La iglesia de Santa María del Castillo, si bien es de fábrica gótica, alberga en su interior dos esculturas románicas de gran interés artístico. Se trata de la Virgen del Castillo, patrona de la villa junto a San Roque, una talla de madera policromada del siglo XIV, y del gran Cristo románico de las Batallas.

Además, dentro del barrio de Barcenilla, en la iglesia de la Asunción, del siglo XVI, merece una visita su pila bautismal románica de forma hexagonal con una banda de puntas de diamante en la copa.

 

Osorno la Mayor

Si bien la actual iglesia de la Asunción data del siglo XV, el templo es de origen románico y en él se conserva además una pila bautismal románica, colocada sobre lo que parece un tambor de columna antiguo.

 

Zorita del Páramo

La iglesia parroquial de San Lorenzo es de estilo tardorrománico y se encuentra fuera del casco urbano. En la parte superior del pórtico se colocaron los apóstoles que pertenecían a la antigua puerta románica. La iglesia conserva, además, otra gran puerta románica en el hastial occidental, muy influida por la arquitectura cisterciense.

En el interior, encontraremos una pila bautismal contemporánea a la construcción del templo.

 

Herrera de Valdecañas

La iglesia de Santa Cecilia, declarada Bien de Interés Cultural, merece una visita con detenimiento. Del siglo XIII, fue reformada posteriormente en los siglos XV y XVI. Entre los restos románicos, encontraremos pilas bautismales, capiteles y otros elementos conservados en edificaciones posteriores.

 

Torquemada

De obligada visita es la Iglesia de Santa Cruz, actualmente ermita del cementerio de la villa y, en el pasado, iglesia parroquial. Construida a finales del siglo XII, fue reformada y ampliada un siglo después. Los mejores vestigios románicos se conservan en su ábside rectangular. Otro elemento románico a reseñar es su portada, una de las pocas de este estilo conservadas en el Cerrato palentino.

Como curiosidad, José Zorrilla se inspiró en ella para escribir el cuento titulado ‘La mujer negra o una antigua capilla de templario’.

 

Villamuriel de Cerrato

Muy cerca de Palencia, encontramos esta pequeña localidad y su iglesia de Santa María la Mayor, declarada bien de Interés cultural. Se trata de una construcción medieval de principios del siglo XIII en la que destacan su torre y el cimborrio, el cual junto a la portada norte recuerda enormemente al románico zamorano. En este templo, es muy visible la transición del románico al gótico y la influencia del Cister.

Villamuriel de Cerrato

Villamuriel de Cerrato

San Isidro de Dueñas

Ubicado en la localidad del mismo nombre, el Monasterio de San Isidro de Dueñas está a apenas unos kilómetros de Villamuriel y se conoce también con el nombre de La Trapa. Parte de la fachada principal de su iglesia es de origen románico del siglo XI, recuerdo de su pasado medieval.

 

Cevico Navero

La puerta de entrada de la iglesia parroquial, de transición entre los siglos XII y XII, es románica. Se sitúa en la nave de la epístola, con arquivoltas románicas, decorándose la exterior con dientes de sierra.

 

Anexo: Palencia

Si bien hablamos de pueblos palentinos que merecen una visita por su arte románico, no podemos acabar sin hacer una mención especial a la ciudad de Palencia. Su catedral es conocida popularmente como “la bella desconocida”. Si bien la actual Iglesia Catedral de San Antolín es predominantemente gótica, con detalles platerescos y barrocos, para los amantes del románico es de obligada visita su cripta, excavada en piedra, que pudo servir como tumba del mártir San Antolín. Posteriormente, tras la ocupación árabe, fue mandada reconstruir por Sancho III el mayor y, sobre ella, un templo mezcla de estilo románico y visigótico.

El Museo Diocesano aloja también varias esculturas y piezas de orfebrería románicas. Además, en los jardines de la Huerta de Guadián podemos ver la iglesia de San Juan Bautista que procede de Villanueva del Rio Pisuerga y se salvó de ser cubierta por las aguas del pantano de Aguilar de Campoo.

Iglesia Catedral de Palencia

Catedral de Palencia

Fotos: Palencia Turismo

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*