10 propuestas para hacer turismo familiar en la provincia de Castellón

Encontrar un buen destino de turismo familiar no es tarea fácil, ya que requiere aunar las preferencias y requerimientos de varias generaciones diferentes. Si cada turista tiene sus gustos, la organización de un viaje de turismo familiar se complica aún más al reunir a viajeros de diferentes edades, entre los que habitualmente encontraremos niños de diferentes rangos de edad.

La provincia de Castellón es una apuesta segura a la hora de elegir un destino apto para todos los públicos, en el que toda la familia pueda disfrutar de una experiencia agradable y acorde a sus expectativas. Esto es posible al tratarse de un destino mixto de costa e interior en el que podemos combinar la playa y la montaña con una amplia oferta cultural, gastronómica, histórica, deportiva y de naturaleza.

Burriana

A solo 12 kilómetros de Castellón, Burriana es un típico municipio costero castellonense que mira hacia el Mediterráneo. En él encontramos el Paraje Natural Municipal el Clot de la Mare de Déu, en el que podremos realizar un recorrido sencillo de unos 3 kilómetros que nos permitirá conocer y disfrutar la fauna y la flora típicas de los bosques de ribera. Por supuesto, también podremos disfrutar de sus playas, entre las que destaca la de El Arenal, ya que dispone de gran variedad de equipamientos orientados al público familiar.

Otra opción muy interesante de turismo familiar en Burriana es la visita al Museo de la Naranja, en el que niños y mayores podrán conocer cómo se transportaba y se vendía esta sabrosa y conocida fruta, que tanto asociamos al litoral valenciano.

Castellón de la Plana

Es la capital de la provincia y, por tanto, parada obligatoria. Las opciones de turismo familiar en Castellón de la Plana son innumerables, desde bañarse en sus playas a pasear por su centro histórico, pasando por recorrerla sobre dos ruedas e, incluso, visitar una isla o tocar las estrellas en su Planetario.

Planetario de Castellón. Foto: Turismo Comunidad Valenciana

Planetario de Castellón. Foto: Turismo Comunidad Valenciana

En la ciudad de Castellón encontraremos tres magníficas playas: las de Gurugú, Serradal y Pinar, todas ellas aptas para el turista infantil y familiar. De hecho, durante el verano en ellas suelen organizarse un montón de talleres y actividades para todos los públicos.

Otra opción de turismo familiar que no os podéis perder es la visita a la Reserva Natural de las Islas Columbretes. Conocidas por la gran cantidad de serpientes que antaño había en ellas, es posible reservar visitas en barco si se hace con antelación, ya que es necesario un permiso al tratarse de un espacio protegido.

Finalmente, destacaremos las enormes posibilidades que nos ofrece el Puerto de Castellón. Un paseo en familia por el Grau de Castellón nos permitirá identificar los tres tipos de puertos que existen (pesquero, deportivo y comercial) mientras los más pequeños disfrutan de áreas de juego infantiles y nos hacemos fotos en el juego de la oca más grande que hayáis visto. La guinda final del recorrido será el Museo del Mar, en el que podréis contemplar maquetas de barcos, herramientas de pesca, etc.

Cinctorres

Este pequeño municipio del interior de la provincia de Castellón constituye una oportunidad inmejorable para averiguar más sobre los dinosaurios visitando Dinomanía. Con este objetivo, han habilitado el Yacimiento Ana, el único yacimiento de dinosaurios visitable en la Comunidad Valenciana, así como el Museo Paleontológico de Cinctorres, en el que encontraréis fósiles originales y réplicas de los dinosaurios encontrados en el Yacimiento Ana.

Además, podéis aprovechar la visita para conocer el impresionante patrimonio natural existente en los alrededores. Cinctorres es una zona de protección de aves y, en el término municipal, se han instalado seis observatorios. En la Rambla Celumbres, también encontraréis un mirador de más de 250 metros frente a los nidos de los buitres. Además, desde Cinctorres parte toda una red de senderos circulares de diferente longitud y desnivel.

Culla y La Torre d’en Besora

En estos dos municipios de la comarca del Alt Maestrat encontramos el Parque Minero del Maestrat que reproduce, a lo largo de dos kilómetros de galerías, la vida en una mina. Tras ponernos el casco, caminaremos por las fabulosas galerías de la Mina Victoria y la Mina Esperanza en compañía de los guías del parque. Veremos herramientas, vagonetas y utensilios, apoyándonos en vídeos y en paneles explicativos, e incluso ¡oiremos una explosión!

Tras la visita al parque, os recomendamos aprovechar para dar un paseo por la localidad de Culla. Su conjunto histórico, en el que se conservan restos de la muralla, la vieja prisión y el antiguo hospital entre otros, está declarado Bien de Interés Cultural.

La Vall d’Uixó

Este municipio castellonense está inextricablemente unido a “Les Coves de Sant Josep”, un lugar mágico, de extraordinaria belleza y capaz de transportarte en el tiempo, que recibe visitas de todo el mundo. Aquí podréis recorrer en barca las entrañas de la tierra, a través del río Sant Josep, que da nombre a las cuevas y al paraje en el que éstas se ubican.

En la gruta se han encontrado pinturas rupestres, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En total, un recorrido de 45 minutos a través de lagos, estanques, embarcaderos y galerías, repletas de formaciones de estalactitas y estalagmitas.  Además, en el entorno de las cuevas (el paraje de Sant Josep) encontramos todo un conjunto de instalaciones y servicios para toda la familia (zona de picnic, paelleros, zona de juegos, piscina municipal…)

También podemos aprovechar nuestra visita para visitar el poblado íbero de San José o para practicar espeleología en el interior de las grutas.

Morella

Puerta de los Apóstoles de la iglesia de Santa María de Morella. Foto: Turismo Comunidad Valenciana

Puerta de los Apóstoles de la iglesia de Santa María de Morella. Foto: Turismo Comunidad Valenciana

Tanto esta población medieval como su castillo están declarados como Conjunto Histórico-Artístico. Además de un cuantioso patrimonio monumental y cultural, Morella destaca también por su patrimonio natural, su gastronomía, sus fiestas y sus museos.

Entre los museos, destacaremos tres: el De Sis en Sis, dedicado a la fiesta del Sexenni, que se celebra cada seis años; el Museo Temps de Dinosaures, dedicado a los dinosaurios, y el Museo Arciprestal, que recoge grandes obras de orfebrería, pinturas del siglo XVII y numerosos documentos históricos.

En lo referente a la naturaleza, a unos cuatro kilómetros de Morella encontramos la Fábrica Giner, una antigua fábrica textil reconvertida en centro de ocio y entretenimiento, en el que se ubica el Centro BTT Els Ports, que ofrece hasta 12 itinerarios con diferentes dificultades.

Otra opción para los amantes de la naturaleza es realizar un circuito a pie por el entorno natural de Morella, en el que encontraremos desde ermitas hasta fuentes o masías, entre otras construcciones. También en los alrededores encontrarnos el primer tramo del PR-CV 215, que nos permitirá acercarnos a los dos tramos del acueducto y disfrutar del área recreativa circundante. Finalmente, otra alternativa interesante es el Paraje Natural Municipal de Pereroles, con tres refugios de montaña y áreas de acampada, del que parten diversos recorridos a pie y en bici.

Navajas

A la orilla del río Palancia, entre paisajes de huerta y montaña, Navajas es una localidad de gran tradición familiar, un lugar de descanso y salud, conocido por sus manantiales, pero también ideal para los amantes de los deportes al aire libre.

En sus proximidades, encontramos un paraje remarcable, de historia singular, el Salto de la Novia: una cascada de 60 metros de altura, en cuyas aguas podremos bañarnos y descansar en la playeta que forma. Un lugar ideal para pasear a lo largo de la ribera del río Palancia y sus múltiples senderos, y entre ellos por el que va desde la Plaza del Olmo, a través de la ribera del río, hasta el Salto de la Novia. Tampoco hay que perder de vista las rutas senderistas de Rascaña, las Fuentes y la Vía Verde de Ojos Negros.

Además, Navajas es una de las puertas de acceso a la Sierra de Espadán, espacio natural protegido en el que podréis recorrer escarpadas montañas a través de un sendero de gran recorrido (GR 36), que incluye itinerarios interpretativos para las familias y senderos locales balizados.

¿Más alternativas? Más de 100 kilómetros de rutas BTT, con niveles para todas las edades y dificultades; además de un rocódromo de 12 metros en la fachada posterior de la calle de las Fuentes.

Oropesa del Mar

Panorámica de Oropesa del Mar. Foto: Turismo Comunidad Valenciana

Panorámica de Oropesa del Mar. Foto: Turismo Comunidad Valenciana

Quizá uno de los destinos familiares más conocidos de la zona. En Oropesa del Mar, os recibirán sus tranquilas calas y su apacible paseo marítimo, acompañados de su pintoresco casco antiguo, lleno de historia y patrimonio. Podéis conocerla mejor con alguna de las audioguías y/o signoguías que encontraréis en las oficinas de turismo.

Oropesa es, además, un lugar ideal para empezar a practicar senderismo o para montar en bicicleta. La antigua vía del ferrocarril se ha reconvertido en vía verde y nos permitirá llegar hasta Benicàssim a través de un túnel de más de 500 metros y recorriendo la costa.

Destaca también la amplia oferta de museos del municipio, entre los que destacaremos el Naturhiscope (centro de interpretación entre el mar y la identidad local), el Museo del Naipe (con más de 5.000 barajas de todos los tamaños y formas) y el Museo del Hierro (que alberga una de las colecciones más importantes de forja artística de España).

En verano, además, se celebra el Festival Internacional de Títeres a la Mar: una semana de actuaciones al aire libre y teatrillos de títeres, con las que disfrutarán niños y mayores.

Parc Cultural Valltorta

Barranco de la Valltorta. Foto: Comunidad Valenciana

Barranco de la Valltorta. Foto: Comunidad Valenciana

Se encuentra entre los municipios de Albocàsser, Les Coves de Vinromà, Ares del Maestre y Tìrig, en el último de los cuales tiene su sede. En el Parc Cultural Valltorta encontraréis pinturas rupestres y podréis conocer mejor las cuevas en las que vivían nuestros antepasados en la prehistoria.

Para conocer mejor los yacimientos del arte rupestre levantino, desde el museo se realizan visitas guiadas hasta el parque cultural. Son gratuitas, pero deben concertarse con antelación.

Villafranca del Cid

En esta zona, se creó la peculiar forma de construcción llamada ‘pedra en sec’, en la que se basa el Museo de la Pedra en Sec que aquí encontramos. Herramientas, técnicas, maquetas de construcciones… todo esto y mucho más para aprender más sobre este tipo de arquitectura ecológica.

Pero en Villafranca del Cid hay mucho más aparte del museo. En el exterior, podremos realizar tres recorridos para contemplar casetas, pozos, balsas, bancales y paredes construidas hace tiempo con esta técnica, tan respetuosa con el medioambiente:

  • El itinerario “Pla de Mossorro” es un auténtico museo etnológico al aire libre, a solo 5 kilómetros al sur de Vilafranca.
  • “La Parreta” discurre por un bosque de carrascas, robles y pinos y lo encontramos a unos 3 kilómetros al noreste de Vilafranca.
  • Finalmente, el itinerario “Les Virtuts”, a 3 kilómetros al noroeste de Vilafranca, es el que alberga mayor número de construcciones de piedra en seco.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*